Inicio / Ciencia / Estudian jets relativistas, uno de los fenómenos más energéticos del universo

Estudian jets relativistas, uno de los fenómenos más energéticos del universo

Granada acoge desde hoy un congreso en el transcurso del cual unos 130 investigadores de todo el mundo presentarán los últimos avances en el estudio de uno de los fenómenos más llamativos en el Universo, los jets relativistas.

Observatorio del Parque Natural y Nacional de Sierra Nevada (Granada)
Observatorio del Parque Natural y Nacional de Sierra Nevada (Granada). Imagen de archivo. EFE
Se trata de fluidos de alta velocidad que se generan como consecuencia del acrecimiento de material en torno a agujeros negros supermasivos (miles de millones más masivos que el Sol) situados en el centro de galaxias activas, ha informado hoy el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA), organizador del congreso, que cuenta con financiación europea a través del programa RadioNet.

Según José Luis Gómez, investigador del IAA, el estudio de los jets relativistas ha experimentado un importante auge en los últimos años debido por un lado, al lanzamiento del satélite de rayos gamma Fermi (NASA), que ha propiciado el estudio de estos objetos a lo largo de todo el espectro electromagnético y, por otro, al avance en las técnicas de observación de interferometría de muy larga base.

Estas técnicas son capaces de observar estos objetos con una resolución angular mil veces mejor que la del telescopio espacial Hubble.

Estos logros están permitiendo avanzar en el conocimiento de algunas de las cuestiones más importantes relacionadas con estos objetos, como la propia formación de los jets, el papel que juega el campo magnético en su dinámica y emisión, los mecanismos de emisión a altas energías (rayos X y gamma) o la conexión entre el agujero negro central supermasivo y el jet.

Uno de los métodos que más éxito ha tenido para el estudio de estos objetos ha sido la combinación de observaciones de rayos gamma con Fermi con otras en todos los rangos del espectro con observatorios terrestres y en órbita.

En concreto, el del IAA proporciona todos los datos obtenidos desde España en longitudes de onda milimétricas (con el telescopio de IRAM de treinta metros, en Granada) y en el óptico (con el telescopio de 2,2 metros del observatorio de Calar Alto) a través de varias colaboraciones internacionales.

Esto les permiten el acceso a otros conjuntos de datos sin precedentes en cuanto a su detalle y a su cubrimiento en el espectro electromagnético, así como a la realización de estudios que serían imposibles por un solo grupo de investigación, según Iván Agudo, investigador del IAA y co-organizador del congreso.

Agudo advierte de que parte de este trabajo, así como algunas de sus colaboraciones y fuentes de financiación internacional, están en “serio peligro” a partir de 2014 debido al cese de la financiación del telescopio de 2,2 metros de Calar Alto recientemente anunciada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas”. EFEfuturo

 
(Sin votaciones)
Cargando…