Inicio / Ciencia / Las pinturas de Altamira “no corren peligro”

Las pinturas de Altamira “no corren peligro”

Los expertos confirman que las pinturas de Altamira “no corren peligro” y evolucionan según el proceso de la cavidad, pero advierten de que es “impensable” que la cueva prehistórica acoja las visitas que llegó a tener en los años 70 y 80, de hasta 177.000 personas al año.

Bisontes de las Cuevas de Altamira.
Gran techo con bisontes en las Cuevas de Altamira en la localidad de Prado de Altamira. Foto de archivo. EFE/MG
Estas son las primeras conclusiones del estudio que un grupo de investigadores está elaborando, con el plazo de finalizarlo en 2014, para conocer si es posible la reapertura de la cavidad original, y que hoy han presentado al Patronato de Altamira, reunido en Santillana del Mar con la presencia del presidente cántabro, Ignacio Diego, y del secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle.

En rueda de prensa, la coordinadora general del estudio, Marian del Egido, y el director científico especialista en conservación preventiva, Gaél de Guichen, han dicho que aún es pronto para poder determinar si la cavidad que alberga pinturas rupestres de hace 20.000 años -entre ellas los famosos bisontes- puede ser reabierta al público.

Gaél de Guichen ha asegurado que los trabajos a desarrollar hasta septiembre de 2014 deberán determinar “el punto de equilibrio” entre la conservación de la cueva y las pinturas y el disfrute público de las mismas, para lo que se habrán de analizar más datos de los distintos grupos de trabajo.

Ambos expertos han afirmado también que los análisis científicos realizados hasta el momento confirman los estudios desarrollados en los años 80 por la Universidad de Cantabria y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), bajo la dirección Eugenio Villar.

La investigación que llevan a cabo éstos y otros expertos tiene como objetivo elaborar un plan de conservación preventiva para la cueva de Altamira, de cara a decidir si es compatible su adecuada conservación con un régimen de acceso a la misma.

Actualmente participan en el programa 48 profesionales científicos y técnicos del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) y la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), entre otros.

El programa acoge en sí mismo cinco proyectos de seguimiento ambiental; de control del biodeterioro; de conservación del soporte y policromía; de accesibilidad y de valor social.

En base a sus conclusiones, se elaborará un Plan de Conservación Preventiva específico para la Cueva de Altamira, que determinará en su caso el régimen de acceso a las cuevas, condicionado a ofrecer una garantía para su sostenibilidad, conservación, preservación y continuidad.

Gaél de Guichen y Marian del Egido han coincidido en señalar el “inmenso trabajo científico” que se le presenta al grupo de expertos para determinar cómo y en qué condiciones se podrían visitar las pinturas originales, aunque han avanzado que primará la conservación de las mismas sobre cualquier otro criterio.

Han reiterado que, según las primeras conclusiones, las pinturas no corren peligro y la actual situación de las mismas “es buena” pero, a la vez, han destacado que sería “difícilmente pensable” retornar al régimen de visitas de finales de los 70 y comienzos de los 80 cuando se apreciaron los primeros síntomas de decoloración.

El presidente de Cantabria ha destacado el trabajo de los expertos y la labor de “transparencia” con la que ha llevado a cabo este estudio presentado al Patronato de Altamira, después de ocho meses desde que se inició y que finalizará en 2014. EFEfuturo

 
(Sin votaciones)
Cargando…