Inicio / Ciencia / Herschel observa gas caliente cercano al agujero negro del centro de la Vía Láctea

Herschel observa gas caliente cercano al agujero negro del centro de la Vía Láctea

Un equipo internacional de investigadores ha encontrado gas molecular caliente que podría estar orbitando o cayendo hacia al agujero negro supermasivo oculto en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

El Centro galáctico alberga un agujero negro supermasivo en la región conocida como Sagittarius A*, con una masa de unos cuatro millones de masas solares. ESA–C. Carreau
Esta es una de las conclusiones de un estudio que se publica en la revista Astrophysical Journal Letters y que está liderado por Javier Goicoechea, del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA) y del grupo AstroMadrid.

Los datos se han obtenido utilizando observaciones llevadas a cabo con Herschel, el Observatorio Espacial en el infrarrojo lejano de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Según una nota de prensa del Centro de Astrobiología (CAB), la mayor sorpresa de los investigadores fue descubrir hasta qué punto se calienta el gas molecular en la región interior de la galaxia.

Al menos parte de él alcanza los 1.000 grados, mucho más caliente que las típicas nubes interestelares, que suelen estar solo unas decenas de grados por encima de -273 grados (el cero absoluto).

Parte del calor proviene de la fuerte radiación ultravioleta lanzada desde un cúmulo de estrellas masivas situadas muy cerca del centro galáctico, pero esto por sí solo no es suficiente para explicar las altas temperaturas, según los investigadores.

El equipo tiene la hipótesis de que uno de los motivos que contribuye a esas altas temperaturas puede ser la emisión que emana de grandes choques de gas altamente magnetizado en esa región.

Este tipo de choques pueden generarse en colisiones entre nubes de gas o que fluyen a grandes velocidades en vientos asociados a estrellas y protoestrellas.

“Las observaciones también son consistentes con corrientes de gas caliente que
avanzan a toda velocidad hacia Sgr A*, cayendo hacia el mismo centro de la galaxia”, ha indicado Goicoechea, quien ha agregado:  “El agujero negro de nuestra galaxia debe estar cocinando su cena justo frente a los ojos de Herschel”.

Además, Herschel ha detectado una gran variedad de moléculas simples en el corazón de la Vía Láctea, incluyendo monóxido de carbono, vapor de agua y cianuro de hidrógeno.

Nuestro agujero negro supermasivo se encuentra en una región conocida como Sagittarius A*.

Tiene una masa de unos 4 millones de veces la de nuestro Sol y se encuentra a unos 26.000 años luz del Sistema Solar.

Incluso a esa distancia, está unos cientos de veces más cerca de la Tierra que cualquier otra galaxia con agujero negro activo en su centro, lo que lo convierte en el laboratorio natural ideal para estudiar el entorno de estos objetos tan enigmáticos. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…