Inicio / Ciencia / Homo erectus, el ‘tercer jugador’

Homo erectus, el ‘tercer jugador’

EFEFUTURO.- Investigadores chinos y españoles han publicado en la revista científica PLOS One un artículo que supone una pieza más del puzzle de la evolución humana, en el que, además de neandertales y Homo sapiens, existió un tercer jugador: el Homo erectus.

Los restos fósiles de los dientes están datados hace 410.000 años. Song et al. PLOS One.

El análisis de diez dientes de adulto hallados en el yacimiento de Hexian, en China, y datados hace 410.000 años, ha arrojado nuevos detalles sobre el Homo erectus, una especie con una variabilidad mayor de lo pensado inicialmente y que, aunque manida, sigue siendo en realidad una gran desconocida.

El Homo erectus vivió en Asia y hasta ahora ha sido como “un cajón desastre” en el que se ha ido incluyendo cualquier fósil humano de los últimos dos millones de años encontrados en este continente, ha relatado a Efe María Martinón-Torres, una de las firmantes de este artículo.
“Empezamos a arrojar detalles sobre cómo fue esta especie y su aspecto y hemos constatado que el Homo erectus fue muy diverso”.

Los dientes examinados desvelan características más primitivas que las encontradas en otros restos fósiles de la misma especie o período como los de los yacimientos de Zhoukoudian o Panxian Dadong.

Esto pone de manifiesto, según Martinón-Torres, que pudo haber más de un linaje dentro de lo que se ha clasificado como Homo erectus, un árbol con varios grupos que evolucionaron al tiempo, en paralelo o, incluso, de manera aislada.
“Creemos que un continente tan grande como Asia tuvo probablemente una gran variedad de grupos humanos, bien dentro del taxón Homo erectus, o incluso fuera de este”.

El estudio de dientes fósiles encontrados en Hexian comenzó hace dos años y es ahora cuando se publican los resultados de su análisis con diferentes técnicas.

Los dientes tienen características particulares, propias del Pleistoceno asiático, según Martinón-Torres, investigadora del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (en Burgos): poseen una gran robustez morfológica, con raíces robustas y coronas complejas.

“Son dientes exuberantes que llaman la atención”. Estos dientes son una “forma muy marcada de enseñar la firma erectus”, ha recalcado Martinón-Torres.

Para esta investigadora, los dientes reflejan la robustez generalizada de esta especie.

Conocían muy bien su entorno


De ella se sabe que conocía muy bien su entorno y que sabía explotar los recursos, entre ellos los marinos (marisco).

También, según publicó recientemente Nature, que fueron capaces de dejar dibujos abstractos (al menos uno, el que se encontró en una concha de un molusco y que se cree es el más antiguo de la humanidad).

Estos grabados -sencillos trazos- suponen para algunos expertos una muestra de un pensamiento complejo (hasta ahora solo adjudicado a los Homo sapiens y más recientemente también a los neandertales).

Se trata de una especie avanzada y bien adaptada al medio“, ha subrayado la investigadora española.

La historia evolutiva en Asia se ha quedado “un poco descolgada de la historia de la evolución que se está contando en el planeta”, pero “está demostrado que hay un tercer jugador –Homo erectus (que camina erguido)-, del que tampoco sabemos lo suficiente y que también tiene muchas cosas que contar hasta el final”, ha remachado.

Martinón-Torres, quien firma este artículo junto a José María Bermúdez de Castro, por parte española, ha apuntado además que no todo lo que hay en Asia quizá pueda encajarse en “Homo erectus”. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…