Inicio / Ciencia / Hallan las huellas más antiguas del planeta, de 2.100 millones de años

Hallan las huellas más antiguas del planeta, de 2.100 millones de años

Un equipo internacional de científicos ha encontrado las huellas de un organismo vivo más antiguas del planeta (2.100 millones de años), y lo ha hecho en el mismo depósito sedimentario marino de Gabón en el que en 2014 se encontraron los organismos fosilizados más antiguos hallados hasta entonces, de 570 millones de años.

© A. El Albani / IC2MP / CNRS - Université de Poitiers

Hasta este hallazgo, los rastros de organismos móviles más antiguos databan de hace 570 millones de años por lo que estos nuevos datos, publicados este lunes en la revista académica Proceedings of the National Academy of Sciences, plantean nuevas cuestiones sobre la existencia de vida en la Tierra.

Las huellas fueron descubiertas en el mismo depósito sedimentario marino de Gabón en el que hace cuatro años aparecieron los que hasta ahora eran los organismos fosilizados más antiguos que ya tenían movimiento.

El estudio, coordinado por Abderrazak El Albani, de la Universidad de Poitiers, junto a científicos del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) de Francia, explica que los nuevos hallazgos demuestran que “en este ecosistema marino primitivo, algunos organismos multicelulares eran ya lo suficientemente sofisticados biológicamente para poder desplazarse a través del barro, rico en materia orgánica”.

El hecho de que estos restos hayan sido encontrados junto a biofilms bacterianos fósiles hace pensar que los organismos a los que pertenecen “se desplazaban para buscar elementos nutritivos y oxígeno molecular producido por cianobacterias”.

Los científicos apuntan que resulta difícil imaginar a qué se asemejaban estos seres vivos.

“Probablemente eran similares a las amebas coloniales que, cuando los recursos escasean, se juntan para formar una especie de babosa capaz de desplazarse como un único organismo, en busca de un entorno más favorable”, explican.

Varios sustratos del yacimiento. © A. El Albani / IC2MP / CNRS – Université de Poitiers

Reconstrucción en 3D


Los restos han podido ser analizados y reconstituidos gracias a una tecnología en 3D y rayos X lo que ha permitido establecer que son de origen biológico y contemporáneos al depósito de sedimentos en el que se encontraron.

El hallazgo de 2014, obtenido tras sucesivas excavaciones marinas organizadas desde 2008, fue una bomba en el ámbito científico, que hasta ese momento fechaba los organismos multicelulares más antiguos en 600 millones de años en Ediacara, Australia.

“Se creía comúnmente que hasta esta fecha la vida en la Tierra se resumía a una ‘simple’ vida microbiana: bacterias, algas unicelulares…”, explicó entonces El Albani en “Le Journal” del CNRS.

Allí también planteaba la posibilidad de encontrar otros organismos aún más antiguos pues “organismos tan complejos y organizados no aparecieron súbitamente”. “Ya habían evolucionado… La esperanza de encontrar ancestros de estas formas de vida es real”, dijo. EFE
(2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…