Inicio / Ciencia / Identifican nuevos marcadores para diagnosticar mejor los infartos agudos

Identifican nuevos marcadores para diagnosticar mejor los infartos agudos

Cardiólogos del Hospital de Sant Pau de Barcelona han identificado nuevos marcadores electrocardiográficos que permiten realizar en los servicios de urgencia un diagnóstico preciso del infarto agudo de miocardio (IAM) y detectar más cuidadosamente la arteria coronaria responsable de la dolencia.

Imagen del ultrafondista Miguel Ángel Cayuela durante la prueba de esfuerzo realizada en la Unidad de Cardiología del hospital de Sant Joan (Alicante).EFE/MORELL

Los resultados de dos estudios clínicos del Servicio de Cardiología del Hospital de Sant Pau, publicados en las revistas “American Journal of Medicine” y en la “American Journal of Cardiology”, han demostrado el papel del electrocardiograma (ECG) en el diagnóstico de los pacientes con infarto de miocardio.

La investigación, según ha informado el hospital barcelonés, no sólo permitirá mejorar el diagnóstico del infarto de miocardio sino también diferenciar esta enfermedad de la pericarditis aguda, con lo que se evitaría someter innecesariamente a estos pacientes a cateterismo cardíaco para descartar un infarto de miocardio.

Fruto de esta investigación, los médicos del Hospital de Sant Pau desarrollarán y validarán un nuevo software de diagnóstico electrocardiográfico más cuidado para un uso internacional.

La investigación, liderada por el director del Servicio de Cardiología del Sant Pau, Joan Cinca, moderniza los parámetros que se usan y que no han cambiado desde los años 60 del siglo XX.

Según los médicos, las decisiones sobre el tratamiento a pacientes con infarto de miocardio se basan actualmente en el análisis del electrocardiograma en el momento de ingreso más que en ninguna otra prueba de laboratorio o de imagen cardiaca.
Pero el electrocardiograma tiene limitaciones, como la dificultad de diferenciar los pacientes que presentan una pericarditis aguda, ya que en esta enfermedad también produce el mismo efecto en el electrocardiograma.

Esta limitación hace que algunos pacientes con pericarditis son innecesariamente sometidos a cateterismo cardíaco, una exploración cruenta, para descartar el infarto, han explicado los responsables de la investigación.

El trabajo, realizado en colaboración de los hospitales de Son Dureta de Palma de Mallorca, Joan XXIII de Tarragona y Arnau de Vilanova de Lleida, aporta dos nuevos criterios electrocardiográficos que permiten diferenciar las dos patologías con más exactitud y de esta manera reducir el número de pacientes sometidos a cateter.

El grupo de investigación del doctor Cinca ha podido identificar estas alteraciones del electrocardiograma en pacientes gracias a estudios previos con modelos de experimentación animal de infarto y de pericarditis propios en los que se hizo la prueba de concepto.

El estudio


Los investigadores estudiaron en 289 pacientes con infarto de miocardio los patrones electrocardiográficos que permiten localizar la arteria coronaria responsable del infarto tanto en pacientes que tienen una como dos o más arterias coronarias afectadas por aterosclerosis.

Antes del estudio no se sabía si los patrones para localizar el infarto eran válidos cuando la enfermedad era de dos o más arterias.

Según el hospital de Sant Pau, la consecuencia práctica del trabajo es que las nuevas gráficas elaboradas en el estudio se convertirán en catálogo de referencia internacional para diagnosticar y localizar el infarto y será un instrumento útil para todos los facultativos que atienden urgencias médicas.

El infarto agudo de miocardio es una de las causas de muerte más frecuentes y su diagnóstico rápido y preciso en el momento agudo de la enfermedad es clave para la aplicación del tratamiento adecuado y para mejorar el pronóstico de vida de los pacientes afectados.

A partir del trabajo, el Servicio de Cardiología de Sant Pau desarrollará un software para aplicarlo en los electrocardiogramas. EFEFuturo
(Sin votaciones)
Cargando…