Inicio / Ciencia / Renos, piel de plátano y tostadas con la cara de Jesucristo, temas de los premios Ig Nobel

Renos, piel de plátano y tostadas con la cara de Jesucristo, temas de los premios Ig Nobel

Los galardones Ig Nobel entregados anoche en la Universidad de Harvard destacaron investigaciones sobre la capacidad deslizante de la piel de plátano, cómo reaccionan los renos del Ártico al ver a personas disfrazadas de osos polares, o lo que ocurre en la mente de quienes ven a Jesucristo en las tostadas.

Uno de los Ig Nobel fue para un estudio sobre cómo reaccionan los renos al ver personas disfrazadas de osos polares. EFE/KIMMO BRANDT

Los premios son otorgados anualmente por la revista de humor científico “Annals of Improbable Research“, repartidos en diez categorías, a otros tantos logros científicos inusuales o triviales “que primero hagan reír y después hagan pensar”.

En física, los premiados fueron investigadores japoneses de la Universidad de Kitasato por el estudio “El coeficiente de fricción bajo una piel de plátano“, en el que concluyeron que es mucho más deslizante que la piel de manzana y mandarina.

Por su parte, Eigil Reimers y Sindre Eftestøl, científicos de la Universidad de Oslo, fueron los vencedores en Ciencias Árticas por analizar la reacción de los renos al verse vigilados por personas disfrazadas de osos polares, comparada con su reacción ante osos polares de verdad.

En neurociencia, el galardón se lo llevó un grupo de investigadores chinos y canadienses de la Universidad de Toronto por su análisis de lo que ocurre en el cerebro de las personas que ven el rostro de Jesucristo en la tostadas, en un fenómeno que se conoce como pareidolia.

Otro de los galardones fue para un trabajo sobre la capacidad de las tiras de carne de cerdo curadas para atajar hemorragias nasales.

Españolas premiadas


En esta edición también hubo un grupo de españolas premiadas, en la categoría de nutrición, por  aislar varias cepas de bacterias del ácido láctico potencialmente probióticas a partir de heces de bebés sanos y, tras cultivarlas, usarlas para fermentar embutidos curados.

Entre las españolas está Margarita Garriga, del IRTA (Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias), quien aseguró a Efefuturo sentir sorpresa e ilusión por este premio:  “Los premios siempre son bien recibidos y cuando te enteras que son del orden de 7.000 los nominados cada año y sólo 10 los escogidos, aún más”.

Garriga indicó que estos galardones suponen una manera de acercar la ciencia y la tecnología al público general, y, preguntada sobre si en España cabrían unos premios así, afirmó que de la manera que lo tienen organizado y lo celebran los americanos “le veo poco futuro en España”.
“La ciencia aquí y en todas partes es seria pero en este país parece que si le buscas el punto cómico pierde credibilidad. Los americanos tienen un sentido del humor diferente al nuestro”.

Esta es la edición 24 de unos premios que sirven de antesala a los Nobel oficiales, que se conocerán dentro de un mes en Estocolmo (Suecia).

Curiosamente, la distancia entre los Ig Nobel y los oficiales no es tan amplia como parece.

El físico de la Universidad de Manchester Andrei Geim ganó el premio Ig Nobel por un estudio sobre la capacidad de levitación de las ranas, y posteriormente obtuvo el Nobel de física en 2010 por sus investigaciones sobre grafeno. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…