Inicio / Ciencia / InSight se prepara para sus siete minutos de terror

InSight se prepara para sus siete minutos de terror

El módulo espacial InSight se prepara para hacer frente a los llamados “siete minutos de terror” justo antes de aterrizar en Marte, “una de las partes más intensas de mi misión”, asegura el aparato en Twitter, donde ha pasado meses contando en primera persona las vicisitudes de su largo viaje.

Recreación de la NASA de InSight, que está previsto llegue a Marte el 26 de noviembre de 2018.

Recreación de la NASA de InSight, que está previsto llegue a Marte el 26 de noviembre de 2018.

“Mañana es el gran día”, “en una 24 horas estaré en casa, en #Marte” escribió anoche Insigh a sus alrededor de 80.000 seguidores, a los que invitó a seguir el último informe de su equipo terrestre sobre lo que esperan “aprender en Marte” y cómo se está preparando el ingenio ante el inminente amartizaje.

Está previsto que la misión Insight de la NASA llegue a Marte hoy hacia las 19.00 horas GMT, momento en el que habrá recorrido en seis meses los más de 90 millones de kilómetros que le separan de la Tierra.
Los “siete minutos de terror” son los más delicados de la misión, cuando atraviese la atmósfera a casi 20.000 kilómetros por hora y en ese tiempo tenga que reducir su velocidad a solo cinco kilómetros para poder posarse con seguridad en la superficie marciana.

“Es una de las partes más intensas de mi misión. Empieza cuando llegue a la zona alta de la atmósfera marciana y dura unos seis minutos y medio, hasta que aterrice con seguridad”, explicó hace unas horas InSight junto a una de las muchas recreaciones del momento que ha subido a su Twitter.

Se trata de un proceso que puede calificarse de cualquier cosa menos fácil. De hecho, el módulo Schiaparelli del proyecto ExoMars no superó esa complicada fase y acabó hecho pedazos contra el planeta rojo en octubre de 2017.

Amartizaje en directo desde Times Square


La Nasa ha querido dar vida propia al módulo espacial en las redes sociales, una manera de acercar su misión y la ciencia al gran público, que podrá seguir el arriesgado amartizaje en directo incluso en la neoyorquina plaza de Times Square.

InSight se ha revelado como un ingenio con sentido del humor. “Es bueno que los robots no puedan sudar. Solo dos días más en el maratón para llegar a Marte”.

Pero también con ganas de llegar a su destino final: “#Marte voy hacia ti. Dejé la Tierra hace 200 días y ahora estoy a solo cinco días de aterrizaje en Marte”, tuiteó el aparato el pasado día 21, junto a un GIF en el que se veía un recreación de su amartizaje.

Una vez en Marte, si todo va bien, InSight tiene un largo trabajo por delante para analizar “el corazón” del segundo planeta más pequeño del Sistema Solar, después de Mercurio.



Imagen de la parte sur del cañón Valles Marineris en Marte, llamada Eos Chasma. EFE/ESA




Hasta ahora las misiones a Marte han capturado imágenes de la superficie, estudiado rocas, excavado en la tierra y buscado pistas sobre el agua que alguna vez fluyó, pero nunca se ha indagado en su interior.

El módulo espacial auscultará así el interior del planeta para lo que usará una excavadora mecánica que perforará a cinco metros de profundidad, donde medirá la temperatura interna y seguirá cualquier movimiento interno con ayuda de un sismógrafo.

Pero antes todas las miradas estarán fijas en las pantallas de control de la NASA para saber si InSight logra el aterrizaje, para lo que, según sus propias palabras, hay que saber cinco cosas.

“Aterrizar en Marte es difícil. Usaré tecnología de probada eficacia. Aterrizaré en el aparcamiento más grande de Marte. Estoy fabricado para aterrizar en medio de una tormenta de arena. Descubriré cómo se forman los planetas rocosos”. EFE
(Sin votaciones)
Cargando…