Inicio / Ciencia / Jack Nicholson, el cumpleaños de un fantástico actor de género fantástico

Jack Nicholson, el cumpleaños de un fantástico actor de género fantástico

Los actores Jack Nicholson y Diane Keaton durante la presentación de la película " Somethings Gotta Give". Foto de archivo Andreas Altwein

 

Conocido por su participación en títulos legendarios como “Easy rider” (1969), “Alguien voló sobre el nido del cuco” (1975) o “El cartero siempre llama dos veces” (1981), John Joseph Nicholson dejó su huella en grandes películas de ciencia ficción y terror desde su primera aparición ante las cámaras en “The cry baby killer” (1958).

Roger Corman, especialista en rodajes de bajo presupuesto, le dio su primera oportunidad en largometrajes como “La pequeña tienda de los horrores” (1960), una floristería donde una misteriosa planta parlante medra gracias a los humanos que devora: Nicholson interpreta al paciente de un dentista sádico que frecuenta el establecimiento.

Entre otros trabajos similares, apareció en la versión cinematográfica de “El Cuervo” (1963), el famoso poema de Edgar Allan Poe, junto a Vincent Price y Boris Karloff, dos de los gigantes del cine terrorífico.

Sin embargo, su mayor aportación a este género fue “El resplandor” (1980), adaptación cinematográfica que Stanley Kubrik hizo de la novela de Stephen King, quien relata el progresivo enloquecimiento de un profesor aspirante a escritor que acepta el trabajo de vigilante en un hotel cerrado por temporada baja.

Fantasmas, posesiones, poderes psíquicos e incluso un guiño a la reencarnación componen una historia malsana que en su estreno fue acogida sin entusiasmo e incluso con quejas, en España, por el doblaje del actor y de su pareja en la película, Shelley Duval.

Hoy, esta película está considerada de culto tanto en la producción de Kubrick como en la de Nicholson.

Con semejante bagaje, era cuestión de tiempo que alguien le ofreciera representar al mismísimo demonio, lo que hizo George Miller en 1987 al rodar la novela “Las brujas de Eastwick” de John Updike.

Tres mujeres de Nueva Inglaterra con incipientes poderes mágicos invocan al Maligno y éste se presenta con el aspecto de Daryl van Horne/Nicholson, en un guión según el cual, aunque muy poderoso, el diablo es un inocentón machista al que la astucia femenina puede engañar.
En 1989, sumó uno de sus papeles más brillantes dentro del género fantástico en “Batman” de Tim Burton, película precedida de polémica entre los aficionados por la dudosa elección de Michael Keaton como el millonario y superheroico Bruce Wayne…, aunque nadie cuestionó, a Nicholson para personificar al mafioso Jack Napier, alias Joker.

El propio creador de los personajes, Bob Kane, le escogió desde el principio pero el actor sólo se dejó convencer por un elevado salario incluyendo parte de beneficios de taquilla, además de libertad de horarios para rodar sus escenas.

En “Lobo” (1994) de Mike Nichols, interpretó a un ejecutivo que, tras atropellar un lobo en luna llena, es mordido por el animal con predecibles y licantrópicas consecuencias.

Su último éxito relacionado con el fantástico, de nuevo bajo dirección de Burton, es “Mars Attacks!” (1996), desternillante parodia de las películas de serie “B” basada en la serie homónima de cromos.

Un reparto coral con estrellas como Glenn Close, Pierce Brosnan, Danny DeVito, Rod Steiger y hasta Tom Jones (interpretándose a sí mismo) incluye a Nicholson en un doble papel: indeciso y calculador presidente norteamericano y ambicioso dueño de un local en Las Vegas.

Todos se enfrentan a una invasión de platillos volantes llenos de malvados marcianos a los que sólo podrá detener la extravagante arma secreta de una abuela y su nieto.

Desde 2010, Nicholson no ha vuelto a los platós, probablemente por problemas de salud aunque sus allegados afirman que “no le llegan proyectos interesantes”.

Como él mismo declaró: “las grandes productoras hoy están dirigidas por jóvenes que no saben quién fue Billy Wilder”. EFE
(Sin votaciones)
Cargando…