Inicio / Ciencia / Japón investigará con otros países los efectos de los vertidos de Fukushima

Japón investigará con otros países los efectos de los vertidos de Fukushima

El presidente de la Autoridad Nuclear nipona (NRA), Shunichi Tanaka, reveló que Japón realizará investigaciones conjuntas con países vecinos sobre los efectos de los vertidos radiactivos de la central de Fukushima en el mar, informó hoy el diario Mainichi.

El presidente de la NRA realizó esta afirmación en el seno de un comité del senado, según explicó el rotativo, y detalló que se trata de colaborar en este terreno con Corea del Sur y otros países del sureste asiático.
Las palabras de Tanaka llegan en un momento en que Corea del Sur mantiene desde el pasado 6 de septiembre la prohibición de importar productos pesqueros de ocho prefecturas de Japón, incluida la de Fukushima, debido a las filtraciones radiactivas al mar que ha reconocido este verano la operadora de la central nuclear.

Tokio ha fracasado hasta ahora de cara a convencer a Seúl de que retire el veto y esta semana anunció que llevará el caso ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), porque considera que Corea del Sur basa su decisión en un juicio “irracional” y no en pruebas científicas.

El objetivo de estas investigaciones sería el de disipar las dudas, tanto de Seúl como de otros Gobiernos vecinos, sobre los efectos de los vertidos en las capturas niponas y en el fondo marino.

Tanaka explicó este lunes que al frente de los equipos de investigación de los diferentes países estaría un grupo de expertos del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

En su última visita a Japón en septiembre, el presidente del OIEA, el también japonés Yukiya Amano, ya recomendó a la NRA promocionar un equipo de investigación multinacional para que países vecinos puedan obtener datos de primera mano sobre los efectos del desastre nuclear en el océano Pacífico.

La propietaria de la central nuclear, Tokyo Electric Power (TEPCO), reconoció el pasado verano que la central vierte aproximadamente unas 300 toneladas de agua contaminada al mar, debido a la acumulación de líquido radiactivo en los sótanos de las instalaciones.

El accidente provocado por el desastre del 11 de marzo de 2011 en la central de Fukushima, el peor desde el de Chernóbil, mantiene desplazadas a unas 52.000 personas que vivían en torno a la planta y ha afectado gravemente a la agricultura, la ganadería y la pesca local. EFE

 
(Sin votaciones)
Cargando…