Inicio / Ciencia / Jordi Bascompte se va de España

Jordi Bascompte se va de España

EFEFUTURO.- El científico español Jordi Bascompte, Premio Nacional de Investigación en 2011 y uno de los escasísimos científicos españoles miembro del consejo de redacción de la revista Science, ha dejado la Estación Biológica de Doñana para trabajar en la Universidad de Zúrich (Suiza).

Laguna. Parque Nacional de Doñana. NGG/EFE.

El director de la Estación Biológica de Doñana (EBD), Juan José Negro, ha lamentado que este centro de investigación del CSIC haya perdido a Jordi Bascompte -“nuestro mejor investigador, sin duda”, ha remarcado.


Negro ha explicado a EFE que la marcha de Bascompte ha obedecido más a dificultades burocráticas y a “las rigideces” del sistema español de investigación que a problemas económicos, pues captaba bastante financiación internacional.

Ha recordado que Bascompte investiga la denominada “arquitectura de la biodiversidad“, una línea esencial para conocer cómo evolucionan los ecosistemas cuando pierden alguna de sus especies clave.
“Es una pérdida irreparable para la EBD porque no se va él solo; se va todo un grupo y una línea de investigación que es un pilar de la ecología moderna”, ha añadido.

Ha recordado que la EBD, uno de los pocos institutos del CSIC cuya excelencia se ha reconocido con el marchamo Severo Ochoa, también padece problemas para evitar la fuga de los talentos que forma y ha puesto como ejemplo que todos los doctorandos cuya tesis ha dirigido trabajan ahora fuera de España.

“Tenemos una pérdida neta de investigadores; se van los nuestros y no podemos traer a los de fuera porque se ha reducido el presupuesto para investigación y no salen plazas ni en la universidad ni en el CSIC; vivimos en una situación de supervivencia”, ha apostillado.

Empresas contaminantes que aprovechan la coyuntura


Negro también ha advertido del riesgo actual de que empresas contaminantes o con problemas de imagen ambiental se aprovechen de estas dificultades presupuestarias de los científicos para financiar informes que maquillen o tergiversen sus actividades nocivas.
“La investigación se basa en principios de honestidad y confianza, pero en todos los grupos humanos puede haber manzanas podridas y puede haber investigadores que se pongan al servicio de empresas para lavarles su imagen”, ha aseverado.

Por ello, Negro ha abogado por que los responsables de la investigación pública estén “muy vigilantes” ante la evidencia de que “hay muchas empresas tentadas de buscar a alguien que justifique con métodos aparentemente científicos una actividad injustificable”, ha concluido. EFEFUTURO
(Sin votaciones)
Cargando…