Inicio / Ciencia / La Casa de América lleva a Madrid la historia de las momias Chinchorro

La Casa de América lleva a Madrid la historia de las momias Chinchorro

Con el objetivo de dar a conocer la cultura Chinchorro en España, la Casa de América acoge desde hoy la exposición “Momias Chinchorro”, una muestra que contará con una réplica de estas momias, consideradas las más antiguas del mundo, incluso más que las egipcias.

Imagen de archivo de una exposición en Chile de las momias de la cultura Chinchorro. EFE/Claudio Reyes

“En España son un tanto desconocidas, incluso en Chile también”, ha contado a Efe el antropólogo chileno Félix Olivares, encargado de impartir la conferencia que abrirá hoy oficialmente la exposición, la cual podrá visitarse hasta el 28 de febrero y que contará con una réplica de una de estas momias confeccionada por la artista audiovisual Paola Pimentel.
Fechadas aproximadamente en el año 5050 a.C, aunque se desconoce con “precisión” su lugar de origen, estas momias proceden de la cultura Chinchorro, que se dio principalmente en la ciudad chilena de Arica.

“Arica es una ciudad enclavada en el desierto de Atacama, el más árido del mundo, y los suelos tienen una alta concentración de nitrato, por lo tanto la conservación de los cuerpos es altamente espectacular. Por eso, el casco histórico de Arica está totalmente lleno de momias”, ha especificado Olivares.

Y es que, por estas características atmosféricas y de “suelo”, tal y como ha apuntado el antropólogo, tanto en Arica como en Camarones, comuna rural perteneciente a esta ciudad, el suelo está “repleto” de momias, no sólo en “extensión”, sino también en “profundidad”.

Pero, en el caso de las momias de Chinchorro, no sólo son fundamentales estas características, sino también son especiales porque se trata de “momias artificiales”. “Se ve que hay una intencionalidad de la gente viva”.

El proceso de momificación de la cultura Chinchorro implica, según Olivares, un conocimiento en “descomposición cadavérica”, ya que, “literalmente”, mutilaban el cuerpo del difunto. Un hecho que llama la atención debido a lo “primitiva” que era la forma de vida de estas poblaciones.

“Los desmembraban, extraían los órganos como el cerebro o los intestinos, les sacaban los huesos, luego los fijaban con maderos, y rearmaban el esqueleto. Es la cosa más impresionante desde el punto de vista social, ritual y artístico”, ha descrito.
La momificación finalizaba con un relleno de plumas o ramas, y luego modelaban al individuo una “cara nueva” y, muchas veces, “se les ponía nueva”.

“Hay momias de niños con el pelo muy largo de adulto”, ha puntualizado.

Pero si el proceso de momificación es bien conocido, el estudio de si la momificación era exclusiva de clases sociales más altas, o si se extendía a toda la población, está aún en pleno desarrollo.

“No todos los cuerpos eran momificados, eso nos hace pensar que existía estratificación social, pero no lo sabemos y existen muchas incógnitas”, ha apuntado Olivares.

En la actualidad, la lucha de los antropólogos por dar a conocer esta cultura milenaria reclama “mayor difusión” y “compromiso” a las autoridades chilenas.

“Las autoridades en Chile deben ir renovando y revisando los temas con los cuales se educa a la población porque el temario que se imparte es un tanto colonialista, y se destacan periodos de tiempo como la colonización o la conquista. Por eso no extraña que en España tampoco se conozcan”, ha finalizado.

La conferencia del antropólogo chileno y la exposición se enmarcan en la iniciativa “Arica y Parinacota. Paraíso milenario”, un proyecto multidisciplinar que pretende difundir en Madrid parte del arte y la cultura de la región chilena. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…