Inicio / Ciencia / La mayor torre funeraria romana en España: tan alto como un edificio de 4 plantas

La mayor torre funeraria romana en España: tan alto como un edificio de 4 plantas

La mayor torre funeraria romana conservada en España, conocida como la de Sant Josep y ubicada en el yacimiento de Villajoyosa (Alicante), medía como un edificio actual de cuatro plantas, según las estimaciones basadas en los últimos hallazgos arqueológicos del lugar.

Vista de la cantera romana del Médol de Tarragona, que forma parte del conjunto monumental declarado patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se encuentra en la recta final de las catas arqueológicas y estudios geológicos, con georradares incluidos, y que según han explicado hoy los responsables del proyecto, impulsado por la Fundación Abertis con una inversión de 1,5 millones, incorporará miradores y un centro de interpretación. EFE/Jaume Sellart
Vista de la cantera romana del Médol de Tarragona, que forma parte del conjunto monumental declarado patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se encuentra en la recta final de las catas arqueológicas y estudios geológicos, con georradares incluidos, y que según han explicado hoy los responsables del proyecto, impulsado por la Fundación Abertis con una inversión de 1,5 millones, incorporará miradores y un centro de interpretación. EFE/Jaume Sellart
Uno de estos nuevos descubrimientos, considerado el “más espectacular”, es un muro romano de hormigón, que encierra un gran recinto funerario rectangular que rodea la torre, han informado hoy fuentes municipales.

Dicho recinto estaba excavado a más de un metro y el muro hacía de pantalla para contener los terrenos circundantes, más altos.

A partir de esos hallazgos, los arqueólogos creen que la torre pudo tener una altura equivalente a un inmueble actual de cuatro plantas y se alzaba en el centro de “una gran fosa rectangular artificial, delimitada por la pared de hormigón”.

El hormigón (“opus caementicium”) fue un invento romano, según han recordado las mismas fuentes.

Junto al muro, en el exterior del recinto ha aparecido una balsa de piedras -contiene argamasa de cal y trozos hincados de grandes vasijas de cerámica- que mide cerca de un metro de lado por unos treinta centímetros de profundidad.

Todo indica que sirvió como artesa, para amasar el hormigón (arena, cal, grava y agua) de los cimientos de la torre y del propio muro que la rodeaba, y se trata de un resto arqueológico poco habitual.



Cuando se acabaron las obras, la balsa se tapó con tierra que contenía algunas cerámicas, que datan de una fecha posterior al 150 d.C.

Esa época coincide con el momento en el que, según algunos expertos, se construyó dicho monumento, una de las joyas de la arqueología valenciana.

Todos estos trabajos arqueológicos se enmarcan en el proyecto ‘Villajoyosa Romana’, impulsado por la Concejalía de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Villajoyosa y el Área de Arqueología de la Universidad de Alicante (UA).

Esta iniciativa, puesta en marcha con personal y medios de Vilamuseu y de la Concejalía de Servicios Técnicos para minimizar costes, realiza esta última campaña en la torre, antes de su restauración por la Generalitat. EFE
(Sin votaciones)
Cargando…