Inicio / Ciencia / Las neuronas motoras, un poco más conocidas

Las neuronas motoras, un poco más conocidas

El control de los movimientos por el sistema nervioso es posible gracias a la existencia de tres tipos de neuronas motoras, de las que un grupo internacional de investigadores ha descubierto ahora el mecanismo por el que se convierten en neuronas motoras lentas, intermedias y rápidas.

Laboratorio de Jorge Laborda en la UCLM. Imagen facilitada por el investigador.

Se trata de un gen llamado “Dlk1”, un viejo conocido hallado hace más de 20 años por el investigador Jorge Laborda de la Universidad de Castilla-La Mancha, quien ahora publica, junto a científicos de Alemania, las nuevas propiedades de este gen en la revista Science.

Esta línea de estudio, cuyo futuro peligra por falta de financiación, según Laborda, abre la puerta a nuevas investigaciones para profundizar en el conocimiento de estas neuronas y su implicación en enfermedades degenerativas, como la esclerosis lateral amiotrófica, donde poco a poco estas neuronas van muriendo.
Las neuronas motoras son fundamentales para la generación de comportamientos, ya que enlazan el sistema nervioso central con la generación de movimientos concretos, los cuales permiten a los animales -este estudio se ha hecho en ratones- moverse, guardar el equilibrio, escapar de los predadores o encontrar alimento.

Existen tres tipos, las lentas, intermedias y rápidas, y cada una ‘apunta’ a un tipo de movimiento.

Así, las lentas controlan la contracción y velocidad de las fibras musculares -como las del tobillo- inmiscuidas en movimientos sencillos y de escasa fatiga, como el control del equilibrio.

Las rápidas, explica a Efe Laborda, controlan los músculos de contracción rápida que permiten correr, como los extensores de la rodilla (las intermedias controlan fibras de la pantorrilla, por ejemplo).
“Estos tipos de neuronas motoras cumplen tres tipos de funciones muy concretas y necesarias para sobrevivir”.

Esto era conocido, pero la comunidad científica “casi nada” sabía acerca de cómo los distintos tipos de neuronas motoras se generan.

Todas las células de un organismo poseen la misma información genética y las diferencias, es decir, que sean células del corazón o del páncreas, vienen determinadas por la activación o no de unos u otros genes.

Del gen “Dlk1” se sabe que participa en muchos procesos de diferenciación celular, por el que una célula madre de convierte en adulta y define su función: “Este gen está involucrado en el proceso que ‘enciende’ o ‘apaga’ los genes necesarios para que las células precursoras se conviertan en adultas”.

Ahora “sabemos que este gen también está involucrado en el mecanismo que determina la tipología neuronal”, subraya el experto de la Universidad de Castilla-La Mancha, quien detalla que es el grado de actividad del gen el que define el tipo de neurona (un funcionamiento elevado genera neuronas rápidas).

Falta de financiación


Esta investigación abre la puerta a nuevas vías para entender las enfermedades degenerativas, pero el grupo de Laborda no ve el futuro “claro” porque no sabe si dispondrá de financiación.

Este investigador señala que los retrasos en las convocatorias del Ministerio de Economía y la congelación de los recursos por parte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha han provocado esta situación.

“Vamos a intentar sobrevivir y ahondar en la colaboración internacional”, afirma. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…