Inicio / Ciencia / Las terapias comunes, menos eficaces en un subgrupo de cáncer de próstata

Las terapias comunes, menos eficaces en un subgrupo de cáncer de próstata

EFEFUTURO.- Los pacientes de cáncer de próstata portadores de mutaciones heredadas en los genes BRCA responden peor y tienen una menor supervivencia que los no portadores después de ser tratados con las terapias convencionales, que incluyen cirugía y/o radioterapia.

Esta es una de las principales conclusiones de un estudio internacional coordinado por el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y publicado en la revista European Urology.

El trabajo ha sido liderado por David Olmos y Elena Castro en el CNIO y Rosalind Eeles en el Institute of Cancer Research & Royal Marsden NHS Foundation Trust del Reino Unido.
Estos resultados tienen su origen en un estudio publicado por los mismos investigadores en 2013, en el que observaban que los pacientes portadores de mutaciones heredadas en los genes BRCA sufrían tumores más agresivos y fallecían antes.

“Descubrimos entonces el primer factor genético asociado al pronóstico del cáncer de próstata”, apunta Castro en una nota del CNIO.

Más de 1.300 pacientes han sido incluidos en el estudio, de los cuales 67 eran portadores de mutaciones en BRCA. 

Los investigadores de este trabajo David Olmos y Elena Castro. Imagen facilitada por el CNIO. 


El seguimiento muestra que la supervivencia a 10 años de los portadores de mutaciones en BRCA tratados con radioterapia se reduce a la mitad frente a los no portadores.

Entre los pacientes sometidos a cirugía, la diferencia en la tasa de supervivencia a 10 años es menos acusada (91 % sin mutación y 67 % para los que tienen la mutación).

Los genes BRCA producen proteínas que bloquean la formación de los tumores asegurando la estabilidad del material genético celular (cuando existe daño en el ADN, sea por causas ambientales o heredadas, las proteínas BRCA entran en juego para repararlo y asegurar así la supervivencia de las células).

Mutaciones específicas en estos genes hacen que las células que contienen el daño no sean capaces de repararlo eficientemente, y se han asociado a diversos tipos de cáncer como el de mama, ovario y próstata.

Una herramienta dirigida específicamente a la destrucción de las células tumorales con mutaciones en BRCA son los inhibidores de PARP.
Estas moléculas, que están en fase de ensayo clínico para el tratamiento del cáncer de próstata, están mostrando ser efectivas en el tratamiento del cáncer de mama y ovario con mutaciones en BRCA.

Más aún, “los tumores de próstata con mutaciones esporádicas (presentes solamente en el tumor, no heredadas) en BRCA responden también a estos inhibidores, según datos presentados recientemente en el congreso celebrado por la Sociedad Europea de Oncología Médica en Madrid”, según Olmos.

Las conclusiones del presente trabajo subrayan la necesidad de realizar ensayos clínicos que exploren el desarrollo de estrategias de tratamiento y fármacos específicos contra el cáncer de próstata para estos pacientes, como podrían ser los inhibidores de PARP.

El estudio se ha centrado en pacientes de cáncer de próstata con mutaciones BRCA heredadas. “Ahora estamos investigando si los pacientes con mutaciones esporádicas en estos genes presentan también tumores más agresivos y metastáticos, y si responden peor o no a los tratamientos convencionales”. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…