Inicio / Ciencia / El lenguaje humano tiene entre 2 millones y 400.000 años de antiguedad

El lenguaje humano tiene entre 2 millones y 400.000 años de antiguedad

EFEFUTURO.- El estudio de la evolución humana es un complejo puzzle que los paleontólogos intentan reconstruir para saber quiénes somos y de qué especies procedemos, pero también para determinar cómo fuimos adquiriendo las capacidades que nos hacen humanos. El lenguaje es una de ellas.

Carlos Lorenzo, en el Ditsong National Museum of Natural History de Pretoria (Sudáfrica) estudiando el famoso fósil d'Australopithecus africanus conocido como Mrs. Ples. IPHES

Un equipo internacional de investigadores acaba de publicar un estudio en Science Advances que determina que el lenguaje humano, único entre los seres vivos por su nivel de complejidad y sofisticación, nació en algún momento entre hace dos millones de años y 400.000 años.

El trabajo, en el que han participado investigadores del Centro de Investigación sobre Evolución y Comportamiento Humanos (UCM-ISCIII) y del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (Iphes), ha estudiado las capacidades auditivas de nuestros antepasados africanos.

Hasta ahora, los paleontólogos habían intentado determinar el nivel de lenguaje de los homínidos estudiando la anatomía de la garganta y los órganos implicados en la articulación del lenguaje.

Sin embargo, en 2004 los investigadores españoles de este trabajo (todos ellos miembros del equipo de científicos de Atapuerca) analizaron las capacidades auditivas de los fósiles de la Sima de los Huesos, que alberga restos de individuos del género Homo (humanos primitivos) de hace unos 400.000 años.

En ese trabajo, los paleontólogos de Atapuerca determinaron que esos hombres oían como nosotros, un hallazgo que tiene “implicaciones directas en el lenguaje”, explica a Efe Carlos Lorenzo, investigador del Iphes y coautor del estudio.
“Los humanos tenemos una sensibilidad auditiva diferente a la de los chimpancés básicamente porque somos capaces de oír muy bien en las frecuencias en las que hablamos -entre dos y seis kilohercios-, la franja en la que se encuentra el lenguaje”, la que nos permite distinguir entre unos y otros fonemas y, por tanto, entender un lenguaje complejo.

Los chimpancés, por ejemplo, aunque nos oyen hablar, no tienen esa sensibilidad y no pueden distinguir fonemas muy próximos entre sí como una /b/ o una /p/.

La capacidad auditiva de los homínidos africanos


Ese tipo de estudio -que hasta entonces no se había llevado a cabo- es el que ahora han realizado en fósiles de yacimientos de Sudáfrica, donde se encuentran los restos de los homínidos más antiguos del mundo, de entre dos y tres millones de años.

Carlos Lorenzo, en el Ditsong National Museum of Natural History de Pretoria (Sudáfrica) estudiando el famoso fósil d’Australopithecus africanus conocido como Mrs. Ples. IPHES

“Estamos muy orgullosos porque nuestro trabajo en Atapuerca nos ha abierto las puertas de otros yacimientos y analizar fósiles de otros lugares, como Sudáfrica”, subraya Lorenzo.

Como ya hicieron en 2004, estos científicos han estudiado la capacidad auditiva de dos géneros: Australopithecus y Paranthropus (dos parientes de los humanos pero que no son ancestros directos) con la intención de averiguar si eran capaces de oír como nosotros, es decir, en las frecuencias que utilizamos.

Para ello, este equipo multidisciplinar contaba con expertos en 3D que se encargaron de reconstruir los huesos del oído de los fósiles para determinar si eran capaces de oír como nosotros -en las mismas frecuencias- y estaban capacitados para tener un lenguaje tan complejo como el humano.
“Hemos visto que estos homínidos oían más bien como los chimpancés, lo que nos lleva a pensar que no eran capaces de hablar porque no podían distinguir los sonidos, así que su lenguaje no podía ser tan complejo ni articulado como el nuestro”, dice Lorenzo.

La conclusión del trabajo es que el origen del lenguaje, por tanto, no está situado en dos o tres millones de años, sino en algún lugar entre los homínidos de hace dos millones y los hombres de hace 400.000 años, los de la Sima de los Huesos. EFEFUTURO
(Sin votaciones)
Cargando…