Inicio / Ciencia / Lora-Tamayo: el CSIC va “netamente mejor”, aunque “no es para tirar cohetes”

Lora-Tamayo: el CSIC va “netamente mejor”, aunque “no es para tirar cohetes”

El presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Emilio Lora-Tamayo, asegura que este organismo ha logrado “superar el bache” y va “netamente mejor” que el año pasado: “Estamos con pendiente positiva”, aunque “no es para tirar cohetes”.

Entrada del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). EFE/Javier Lizón


En una entrevista con Efe, Lora-Tamayo explica que la situación del CSIC, principal organismo de investigación del país, ha podido mejorar entre otras cosas porque “la racha de la bajada del presupuesto, que se venía dando desde 2009 y había provocado una reducción presupuestaria acumulada del 32 por ciento, se ha roto”.



“La situación era bastante mala, estábamos al borde de la quiebra técnica, que se superó en octubre de 2013”, recuerda Lora-Tamayo.

Esto ha sido posible, continúa, gracias al esfuerzo del propio personal -se puso en marcha un plan de viabilidad que el año pasado logró ahorrar 47 millones de euros- y los dos créditos extraordinarios por valor total de 95 millones de euros que aprobó el Gobierno.

Además, las transferencias del Ministerio de Economía y Competitividad al CSIC aumentaron en 50 millones de euros este año.

“Con todo esto hemos conseguido superar el bache y por primera vez en los últimos siete años hemos abierto el ejercicio con déficit cero e, incluso, con algo de superávit”, subraya Lora-Tamayo, quien insiste: “es positivo y nos deja en un ejercicio que no es para tirar cohetes espero sí con una esperanza bastante fundada”.

En este sentido, apunta que las “expectativas de acabar con holgura presupuestaria” les ha hecho diseñar un plan para incorporar los remanentes de los que se dispuso para paliar el déficit.



Se devolverán a esa caja única unos 24 millones de euros en tres plazos, el primero de ellos en otoño (los otros dos en 2015).

No obstante, el plan de viabilidad sigue vigente hasta 2015 y la mitad de agosto vuelven a cerrar un 10 % de los institutos del CSIC.

Problemas de estructura y personal


Una vez salvado “el bache económico”, afloran dos problemas: el principal, el de personal, y el segundo la estructura del CSIC.

Entrada del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). EFE/Javier Lizón

En cuanto al personal, el presidente de este organismo detalla que en la actualidad el CSIC cuenta con entre 1.500 y 2.000 personas menos en plantilla que en 2011, debido a que la tasa de reposición de empleo está limitada al 10 por ciento y no se cubren las jubilaciones (se han dejado sin cubrir unas 600), y a que no se han renovado programas como el JAE (junta para la ampliación de estudios).

“Tenemos que ser capaces de ofrecer puestos de investigador con la suficiente estabilidad y de manera continua y predictiva”.



El otro problema del CSIC es su estructura, de la que Lora-Tamayo dice que necesita más flexibilidad y agilidad, “a imagen y semejanza de otros organismos de investigación internacionales”, como la Sociedad Max Planck, o “por lo menos con elementos semejantes a otras instituciones españolas”CNIO, CNIC o Ikerbasque-.

Una agencia estatal “incompleta”



Y es que, según Lora-Tamayo, el CSIC es una agencia estatal “incompleta” porque no tiene contrato de gestión, lo que provoca esa falta de flexibilidad y evita por ejemplo la contratación directa de investigadores (vinculada ahora a la oferta pública de empleo).



Para el presidente del CSIC, “el problema de la pérdida de talento sigue estando ahí porque no somos capaces de recoger lo mejor de lo que estamos criando, educando. Eso es muy grave”.

Este doctor en Ciencias Físicas y experto en microelectrónica relata haber encontrado el apoyo y solidaridad de sus colegas internacionales, e incluso “mucho interés por saber cómo nos estamos desenvolviendo”.

Asegura que toda esta situación no ha tocado científicamente al CSIC, aunque dice ser consciente de que aún hay que esperar y ver las consecuencias que la reducción de personal tiene en las publicaciones científicas. Piensa, no obstante, que el CSIC seguirá estable (de media unos 11.500 artículos al año). EFE
(Sin votaciones)
Cargando…