Inicio / Ciencia / Los centros del CSIC podrían colapsar en septiembre, según sus directores

Los centros del CSIC podrían colapsar en septiembre, según sus directores

Los directores de los institutos de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han trasladado a su presidente, Emilio Lora-Tamayo, que si no hay una inyección urgente de presupuesto en el organismo sus centros corren el riesgo de “colapsar” en septiembre u octubre.

Foto de archivo de un laboratorio del CSIC. EFE

Lora-Tamayo se ha reunido durante casi cuatro horas con representantes de los institutos del CSIC (existen 125), a los que ha descrito la situación del organismo: “mucho peor que delicada”.

Según fuentes del CSIC consultadas por Efe, Lora-Tamayo ha trasladado a los directores y gerentes lo mismo que a la prensa esta mañana, que el organismo necesita “imperiosamente” 75 millones de euros más para evitar un “cataclismo” -estos 75 millones se sumarían a los 25 ya comprometidos por el Gobierno el pasado 28 de junio-.

Las mismas fuentes han detallado que desde la dirección del CSIC se ha vuelto a pedir a los centros que, de aquí a ver lo que pasa, prioricen el gasto.

Fuentes presentes en la reunión han señalado a Efe que una de las mayores preocupaciones de los directores ha sido la del futuro del personal con cargo a proyectos de investigación, futuro que queda garantizado hasta al menos finales de año, cuando se aclare la situación.

Los directores de los centros de investigación han coincidido en que si pronto no hay una nueva inyección de dinero por parte del Gobierno, los institutos estarán en una “grave situación” y “podrían colapsar”; unos han asegurado que en septiembre y otros en octubre.

Estas fuentes han indicado que en general hay una “indignación comedida” y “algo resignada” entre los responsables de los institutos y algunos han advertido de que no todos los centros del CSIC tienen los mismos problemas con los recursos.

De ahí, que sea necesario no usar el mismo patrón para todos a la hora de reducir el gasto y dejar a los más competitivos avanzar.

En este sentido, se ha puesto encima de la mesa que algunos centros han ido depositando en la caja única del CSIC más remanentes que otros, remanentes que se han ido gastando estos años para paliar el déficit (en 2009 el déficit fue de 78 millones, en 2012 ascendió a 111 millones y la estimación para 2013 es de 102 millones).

Lora-Tamayo se ha comprometido a que en la medida que la situación vaya arreglándose, estos remanentes se irán devolviendo.

Desde CCOO, se ha advertido de que el CSIC ha ido cumpliendo con su plan de viabilidad -el pasado año lograron ahorrar 60 millones y este año llevan 36- y “ahora le toca al Gobierno no dejar caer al organismo”.

Por su parte, desde la Confederación Española de Sociedades Científicas (Cosce), su presidente, Carlos Andradas, ha señalado en una nota que la crisis del CSIC es “la crónica de una muerte anunciada”.

“Ahora el Gobierno debe cumplir su palabra de no dejarlo caer”, ha remachado Andradas, quien ha advertido de que el problema de este organismo no es un hecho aislado, sino que afecta a todos los organismos públicos de investigación y a todo el sistema de I+D.

Fuentes de la Secretaría de Estado han indicado a Efe que el Consejo de Ministros ya aprobó 25 millones de euros y que Economía trabaja para que tengan otros 50 millones antes de final de año. EFEfuturo

 
(Sin votaciones)
Cargando…