Inicio / Ciencia / Los Gobiernos central y vasco renuncian al acelerador de neutrones en Leioa

Los Gobiernos central y vasco renuncian al acelerador de neutrones en Leioa

Representantes de los Gobiernos central y vasco han anunciado hoy la “redefinición” de la participación española en el proyecto internacional de la Fuente Europea de Neutrones por Espalación de Suecia, lo que implicará renunciar a construir el acelerador previsto en Leioa.

Los nuevos directores Ejecutivo y Técnico, Jose Luis Martínez Peña (3i), y Pedro González (2d), junto a la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela (2i), y las consejeras de Industria y Competitividad Arantza Tapia (2d), y su homologa en Educación Cristina Uriarte en el Centro de Espalación de Neutrones de Bilbao. EFE/LUIS TEJIDO

El consorcio ESS Bilbao, formado para canalizar la participación española en este proyecto europeo, tenía previsto instalar un acelerador de partículas en su sede definitiva, localizada en el campus de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) en el municipio vizcaíno de Leioa.

En una rueda de prensa ofrecida en el parque tecnológico de Zamudio (Bizkaia), la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, y las consejeras de Desarrollo Económico, Arantza Tapia, y de Educación, Cristina Uriarte, han considerado que el proyecto previsto en Leioa se encontraba “redimensionado” y han anunciado la apertura de una “nueva etapa”.

A partir de ahora, la actividad de ESS Bilbaso se centrará en la creación de paquetes de trabajo, que se entregarán llave en mano, para la Fuente Europea de Neutrones por Espalación que se construirá en la ciudad sueca de Lund.

La participación española en el proyecto europeo se rebajará del 10 % al 5 %, lo que supondrá una contribución de unos 90 millones, cuando la idea inicial era de 180 millones.

Las representantes del Gobierno vasco y central han eludido atribuir este recorte a la crisis y han manifestado que se debe a que el proyecto era “excesivo”, al intervenir 17 países.
“No hemos parado ni un solo momento en mirar atrás. Hemos mirado siempre hacia adelante, pero para dar a este proyecto el contenido que creemos que tiene que tener, y hoy creemos que empieza un desarrollo mucho más razonable, de acuerdo con las grandes capacidades que tenemos”, ha explicado Vela.

Tapia ha recalcado que “no es tiempo de reproches” porque “lo que se ha hecho está bien”, por lo que ha querido transmitir “un mensaje de ilusión”, ante la “oportunidad que se abre para el sector de la ciencia” con esta nueva etapa.

José Luis Martínez Peña, designado nuevo director ejecutivo de ESS Bilbao el pasado 21 de febrero, ha asegurado que, aunque se renuncia a construir la sede de Leioa, esta entidad mantiene una plantilla de 50 personas repartida en seis sedes distintas, por lo que ha abogado por unificar el centro de trabajo, aunque el lugar aún se desconozca.
Martínez Peña ha detallado que este mes se presentarán los dos primeros paquetes de trabajo al consejo rector del proyecto europeo, por un importe total de 19 millones de euros, para su entrega a finales de 2018.

Estos dos encargos sucederán a otros, hasta completar los cerca de 90 millones de euros previstos, en los que los representantes de ESS Bilbao prevén seleccionar los que añadan un mayor “valor estratégico”, de forma que el conocimiento adquirido pueda ser demandado luego en otros proyectos europeos.

Vela ha apuntado que España ha sido el primer país en firmar una “carta de intenciones” con el Gobierno de Suecia, lo que le da “ventaja a la hora de elegir los proyectos de trabajo con más futuro”, de entre los cerca de 1.000 previstos.

Las representantes de los Gobiernos central y vasco han destacado la “sintonía perfecta” que les une en esta iniciativa y han recalcado el importante trabajo que han venido desarrollando en los últimos meses para “reformular” el convenio.

Tapia ha manifestado que la nueva etapa que se abre es un momento para el “optimismo” después de la “decepción” que ya sufrió Bilbao, que optaba en un principio a albergar la Fuente de Neutrones y que en 2009 perdió frente a Suecia.

La espalación es una forma rápida y a gran escala de generar neutrones, partículas del núcleo de los átomos, que sirven para estudiar materiales, su condición, características y propiedades.

La observación de los neutrones es útil para la investigación básica, pero también para la aplicada en el ámbito médico e industrial y en terapias contra el cáncer, entre otros campos.

“Un golpe de gracia” a la investigación


La secretaria de Formación del PSE-EE, Isabel Celaá, ha señalado que con esta decisión, el Gobierno de Urkullu “da un golpe de gracia a la investigación científico-tecnológica en el campo de los aceleradores en este país”.

En un comunicado, Celaá ha opinado que en este caso “estamos asistiendo a la crónica de una muerte anunciada. Ya el 8 de septiembre de 2013 la señora Hernáez (viceconsejera de Tecnología, Innovación y Competitividad), ingenuamente aclaraba el problema: ‘no vamos a pagar la ronda de la Fuente de Neutrones solos’. Ésta es justamente la triste cuestión. Falta de apoyo económico y político”. EFEfuturo

 
(Sin votaciones)
Cargando…