Inicio / Ciencia / Los hitos de la Agencia Espacial Europea

Los hitos de la Agencia Espacial Europea

El despertar de la sonda europea Rosetta tras casi tres años de hibernación en su viaje hacia el cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko es el último hito de la Agencia Espacial Europea (ESA), pero no el único reseñable.

Antena de seguimiento de satélites en el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC) de la Agencia Espacial Europea (ESA) en la localidad madrileña de Villanueva de la Cañada. EFE/Juana Benet

 

Rosetta espera depositar su módulo de aterrizaje Philae sobre este cometa el 12 de noviembre de 2014, en busca de información que pueda explicar los orígenes del Sistema Solar y la aparición de la vida en la Tierra, ya que según los expertos este tipo de objetos cósmicos contienen los elementos más antiguos del Universo.

 

Europa se sumó a la carrera espacial a finales de mayo de 1973 con la decisión de la Conferencia Espacial Europea de construir el cohete Ariane, cuyo primer lanzamiento fue un regalo navideño para los científicos ya que despegó desde la base de Kurú, en la Guayana Francesa, el 24 de diciembre de 1979.



 

Casi treinta y cinco años después, la actual generación del cohete europeo es el Ariane-5, capaz de lanzar una mayor carga útil y preparado para misiones complejas como el programa de posible instalación de una futura base lunar.

 

El éxito de coordinación de este proyecto inicial condujo a una decena de países europeos a unir definitivamente sus esfuerzos para competir con Estados Unidos y la URSS en la conquista del espacio: así nació el 31 de mayo de 1975 la Agencia Espacial Europea o AEE, siglas menos utilizadas que las de su nombre en inglés, ESA.
 

El primer objetivo de importancia de la Agencia Espacial Europea fue el Meteosat 1, primer satélite meteorológico europeo que fue lanzado en noviembre de 1977 y cuyas imágenes y las de sus sucesores han ilustrado los “mapas del tiempo” en televisión desde entonces.




En 1983, el módulo norteamericano Columbia puso en órbita el Spacelab, laboratorio de microgravedad que fue empleado en veinticinco misiones espaciales y sirvió de inspiración a proyectos posteriores.

 

Una de las misiones más populares de la ESA, en conjunción con la NASA, fue la sonda Ulises lanzada en 1990 para estudiar los polos solares, aunque no menos importante fue el despegue en 1998 del módulo Zariá, primer componente de la Estación Espacial Internacional (ISS).

 

En junio de 2003, la ESA envió su primera misión a otro planeta, la sonda Mars Express actualmente insertada en la órbita de Marte, y tres meses más tarde lanzó su primera sonda lunar, la SMART-1, que finalizó su misión impactando en la superficie de nuestro satélite.



 

Rosetta fue lanzada el 2 de marzo de 2004 y despierta tras 957 días de hibernación en el espacio profundo, a fin de ahorrar energía en su viaje hacia el cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko.

 

Desde entonces, la ESA ha protagonizado otras misiones como la de la Venus Express que partió en 2005, el laboratorio Columbus presentado en mayo de 2006, el despegue de los satélites del sistema de navegación Galileo en 2011 o el lanzamiento ese mismo año del satélite GAIA, el telescopio más complejo construido en Europa.

 

En la actualidad, la ESA está compuesta por veinte Estados miembros; por orden de aportación económica, se trata de Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, España, Bélgica, Suiza, Países Bajos, Suecia, Austria, Noruega, Dinamarca, Finlandia, Irlanda, Grecia, Portugal, Luxemburgo, República Checa, Rumanía y Polonia, a los que se suma la norteamericana Canadá gracias a un acuerdo especial de colaboración.




Con sede central en París, la organización posee diversas infraestructuras en otros puntos de Europa como el Centro Europeo de Astronautas en la ciudad alemana de Colonia, el Centro Europeo de Investigación y Tecnología Espacial en la urbe holandesa de Noordwijk o el Centro Europeo de Astronomía Espacial en la localidad madrileña de Villanueva de la Cañada. EFE

 

 
(Sin votaciones)
Cargando…