Inicio / Ciencia / Los lobos, sensibles al contagio de los bostezos

Los lobos, sensibles al contagio de los bostezos

Un grupo de investigadores de la Universidad de Tokio ha constatado que los lobos también son sensibles al contagio de los bostezos, lo que podría estar relacionado con la capacidad de empatía.

Las hembras reaccionaron mucho más rápido que los machos al bostezo. Imagen realizada por Teresa Romero y facilitada por Plos One.

Esta es la principal conclusión de un estudio que se publica en la revista Plos One y en el que ha participado la española Teresa Romero, quien actualmente investiga en la universidad japonesa.

Para realizar este trabajo, los investigadores hicieron seguimiento a doce lobos -seis machos y seis hembras- del zoológico Tama de Tokio, durante cinco meses.

En la observación, los investigadores se fijaron en aquellos individuos que bostezaron en primer lugar y en la reacción de los que se encontraban en un radio de dos metros.

El objetivo, comprobar si los lobos de alrededor bostezaban o no en los tres minutos siguientes, detalla a Efe Teresa Romero vía correo electrónico.

Tras estas observaciones, la principal conclusión es que “en los lobos, al igual que en humanos y en perros, los vínculos sociales aumentan la sensibilidad al contagio de los bostezos”, recalca la investigadora española.
Otra de las aportaciones de este estudio es que las hembras reaccionaron mucho más rápido que los machos al bostezo, aunque la frecuencia total fue la misma para unos y otros, según Romero.

Esto sugiere que las hembras son más sensibles a los estímulos del entorno (en humanos no se ha detectado ninguna diferencia entre hombres y mujeres en la respuesta a los bostezos).

Los autores de este artículo señalan que, a pesar de la pequeña muestra de lobos observados, los resultados proporcionan una “primera evidencia” de que el contagio del bostezo puede estar relacionado con la capacidad de los lobos para la empatía, y sugieren que los mecanismos de ésta podrían darse en más especies de las pensadas hasta ahora.

Y es que, tal y como explica Romero, la empatía es un concepto muy amplio que abarca desde formas básicas, como el contagio emocional, a formas muy complejas sólo descritas en humanos.

Las formas menos complejas han sido descritas en distintas especies de animales, desde chimpancés a ratas.

Por ejemplo, recientemente se ha documentado la sensibilidad de los perros al bostezo cuando están expuestos al bostezo de un humano, capacidad que no está clara si tiene sus raíces en la evolución de estos animales o está relacionada con su domesticación.

“En los lobos, así como en primates y perros, el bostezo es contagioso entre los individuos, especialmente en aquellos que mantienen estrechos vínculos sociales. Los resultados sugieren que el contagio de los bostezos es un rasgo ancestral compartido por otros animales y tales habilidades revelan una conexión emocional entre los individuos”, concluye Romero. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…