Inicio / Ciencia / Encuentran en un manantial una piedra preciosa de un tesoro visigodo

Encuentran en un manantial una piedra preciosa de un tesoro visigodo

EFEFUTURO.- Una piedra preciosa que muy probablemente formaba parte de una corona o una cruz del tesoro visigodo de Guarrazar ha sido encontrada en la localidad toledana de Guadamur, lo que significaría que el tesoro no fue trasladado desde Toledo, sino que los reyes tenían allí una segunda residencia.

Detalle de la piedra preciosa hallada en la localidad toledana de Guadamur. EFE/Ismael Herrero

La pieza fue hallada el pasado 8 de octubre durante una campaña de excavación en el yacimiento de Guarrazar.

La aparición de esta pieza probaría la teoría de que el tesoro de Guarrazar no fue trasladado desde Toledo para evitar el saqueo durante la invasión musulmana, sino que los reyes visigodos tenían en esa zona su residencia de verano.

El tesoro de Guarrazar contiene oro, piedras preciosas, perlas, nácar, vidrios artificiales y cristal de roca del siglo VII.

La piedra encontrada es un zafiro azul, tiene la arista de haber estado engarzada y es igual a las que se ven en las coronas votivas de los reyes Recesvinto y Suintila o en las cruces que en 1858 fueron encontradas por unos vecinos de Guadamur.

La alcaldesa de Guadamur, Sagrario Gutiérrez ha cedido la gema a la Dirección General de Cultura para que sea estudiada por expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), pero todo parece indicar que data del siglo VII, y que es una de las piedras que faltan de las coronas y las cruces visigodas.

De hecho, cuando las familias que encontraron el tesoro en la huerta de Guarrazar en 1858 explicaron que habían lavado en la fuente las piezas, y más adelante, en la rebusca por parte de otros vecinos se encontraron piezas de oro y piedras similares que se habían caído del tesoro.
El arqueólogo responsable del yacimiento de Guarrazar, Juan Manuel Rojas, ha explicado que en las dos campañas de excavaciones que llevan realizadas han descubierto que allí había una basílica, de la que ya han sacado a la luz dos basas de mármol “impresionantes, que muestran que podía ser un edificio monumental”, y que creen ligada a un palacio real.

Precisamente para la campaña de este año los arqueólogos quieren abrir los primeros sondeos en el lugar donde creen que se encontraba el palacio real, que fue localizado por un arqueólogo alemán que realizó prospecciones geofísicas y se aprecian los cimientos de un edificio de más de 1.500 metros cuadrados.

La alcaldesa de Guadamur, que fue quien encontró la pieza durante una campaña de excavación,  ha explicado la emoción que sintió cuando encontró la gema, que brillaba entre el lodo cuando se puso a excavar en el manantial.

Gutiérrez ha comentado que rápidamente se puso en contacto con el arqueólogo y llamó al director general de Cultura para comunicarles la noticia, que decidieron no dar a conocer hasta tener vallado el recinto para evitar los saqueos.

Ha reconocido que lo que más le ha costado es guardar el secreto hasta hoy, pero que ha valido la pena. EFE
(Sin votaciones)
Cargando…