Inicio / Ciencia / Evidencias de materia oscura en la Vía Láctea

Evidencias de materia oscura en la Vía Láctea

EFEFUTURO.- El Universo está formado por una misteriosa forma de materia, la materia oscura, cinco veces más abundante que la materia ordinaria (compuesta por átomos) pero invisible para nuestros ojos y medios técnicos. Ahora, por primera vez, un equipo de científicos ha logrado una prueba observacional directa de la presencia de esta misteriosa materia en la parte más interna de la Vía Láctea.

Imagen del halo azul esféricamente simétrico de la Vía Láctea. F: Serge Brunier

La materia oscura es la parte del Universo que no vemos pero sabemos que existe porque tiene efectos gravitacionales sobre las estrellas y las galaxias.
Esta misteriosa materia también está presente en la Vía Láctea y es bien conocida en la parte externa de nuestra galaxia pero hasta el momento ha sido muy difícil establecer su presencia en las regiones internas de la Vía Láctea, donde está el Sistema Solar.

Ahora, un estudio internacional liderado por astrofísicos ha conseguido una prueba observacional directa de la presencia de materia oscura en la parte más interna de la Vía Láctea.

La investigación, publicada en Nature Physics, ha sido dirigida por Fabio Iocco, del Instituto de Física Teórica (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid).

En su trabajo, Iocco ha contado con la ayuda de los investigadores Miguel Pato, de la Universidad de Estocolmo, y Gianfranco Bertone, del Instituto GRAPPA de Amsterdam, dos astrofísicos que forman parte del Consolider MultiDark, un proyecto con financiación española que investiga la materia oscura.

Establecida desde 1970


La materia oscura, cinco veces más abundante que la materia ordinaria (visible y compuesta por átomos) fue establecida con seguridad en la década de 1970 gracias a varias técnicas.

Algunas, como “la medición de la velocidad de rotación del gas y las estrellas, proporcionan una manera efectiva para ‘pesar’ la galaxia anfitriona y determinar su masa total”, explica Iocco.

En este estudio, los investigadores han logrado el análisis más completo de las mediciones del movimiento de gas y de las estrellas en la Vía Láctea y han comparado la velocidad de rotación medida “con la que se espera en el supuesto de que sólo exista materia luminosa en la galaxia”, explica el científico.
Con ello, los astrofísicos han demostrado que la rotación observada no puede explicarse “a menos que existan grandes cantidades de materia oscura alrededor de nosotros, y entre nosotros y el centro galáctico”, añade Iocco.

Los autores del estudio consideran esta nueva medición puede servir para desarrollar la física de astropartículas y la cosmología.

Sin miedo a la oscuridad


“Con las próximas observaciones astronómicas, este método permitirá medir la distribución de la materia oscura en nuestra galaxia con una precisión sin precedentes, implicando predicciones más sólidas para los numerosos experimentos en todo el mundo que buscan partículas de materia oscura”, señala Iocco.

“Asimismo, este método permitirá refinar la comprensión de la estructura y evolución de nuestra galaxia”.

Por ello, concluye, “este estudio constituye un paso fundamental en la comprensión y búsqueda de la materia oscura”. EFEFUTURO
(Sin votaciones)
Cargando…