Inicio / Ciencia / Medir la exposición a tóxicos y factores ambientales para evitar enfermedades

Medir la exposición a tóxicos y factores ambientales para evitar enfermedades

Científicos de centros de investigación de 15 países europeos, entre ellos tres de Cataluña, han iniciado un proyecto, dotado con 14,8 millones de euros, para descifrar cómo la exposición acumulada a contaminantes y estrés ambiental afecta a la salud humana.

Imagen de las cuatro torres de la Castellana en Madrid bajo una nube de contaminación

Imagen de la contaminación en Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El objetivo del proyecto, denominado “HEALS”, es descifrar el exposoma de una persona, es decir, el mapa de todas las exposiciones a tóxicos y factores de riesgo ambientales (socioeconómicos, nutricionales, etc.) que predisponen a padecer, o permiten predecir, determinadas enfermedades a lo largo de la vida.

En la investigación participan el Parque Científico de Barcelona, el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA) del Consejo Superior de investigaciones Científicas (CSIC) y el Centro de Tecnología Ambiental Alimentaria y Toxicológica de la Universidad Rovira i Virgili (URV).

Según han avanzado estos centros, el trabajo se enfocará especialmente en los grupos de población más vulnerables: niños, mujeres embarazadas y personas mayores y los principales efectos sobre la salud que se estudiaran serán la alergia y el asma, el desarrollo neurológico y los trastornos neurodegenerativos, la obesidad y la diabetes infantil.

El proyecto “HEALS”, acrónimo de ‘Health and Environment-wide Associations based on Large population Surveys’, tendrá una duración de cinco años y se desarrollará mediante un consorcio liderado por la Université Pierre et Marie Curie.
El exposoma pretende ser una herramienta para identificar, caracterizar y cuantificar las exposiciones exógenas y endógenas a contaminantes, es decir, aquellos factores de riesgo modificables que predisponen a padecer determinadas enfermedades relacionadas con la calidad del entorno ambiental a lo largo de la vida.

Descifrar el exposoma implica que tanto las exposiciones ambientales como la variación genética se puedan medir de manera fiable y simultánea, han explicado los científicos.

Los miembros del consorcio “HEALS” intentarán confeccionar un “mapa” de la exposición a contaminantes ambientales a lo largo de toda la vida, teniendo en cuenta los cambios del lugar de residencia y los consiguientes cambios en la exposición.
La exposición incluye también los factores de estrés no químicos, como la radiación UV, el ruido, y los factores socioeconómicos.

El proyecto utilizará bases de datos existentes generadas a partir de grandes estudios de población de la Unión Europea sobre el medio ambiente y la salud, incluidos los estudios de gemelos.

El consorcio de investigadores que participan en el proyecto tiene previsto desarrollar estudios de metanálisis, poniendo en común datos de diferentes estudios para aumentar la probabilidad de encontrar efectos significativos.

Investigar los efectos del medio ambiente


Según han señalado fuentes de los tres centros españoles que participan en el proyecto, la inclusión de estudios de gemelos permitirá investigar los efectos del medio ambiente sobre los genotipos idénticos, y discernir los efectos epigenéticos de la exposición ambiental.

El Parc Científic de Barcelona participará en el proyecto a través de la Unidad de Toxicología Experimental y Ecotoxicología (UTOX) y la Plataforma de Proteómica, bajo la coordinación de Miquel Borrás, y se encargará de realizar técnicas de toxicología in vitro, análisis proteómicos de muestras seleccionadas y colaborar en las tareas de modelización.

Por parte del IDAEA-CSIC, los investigadores se centrarán en los compuestos orgánicos presentes en el ambiente, en la dieta y sus efectos sobre la salud, integrarán biomarcadores o recopilarán datos de exposición a los contaminantes más importantes.

La URV participa a través del Centro de Tecnología Ambiental Alimentaria y Toxicológica (TecnATox) y coordinará la difusión, formación y actividades de transferencia de conocimiento, además de participar en el desarrollo del modelo farmacocinético, en el que se incluirá el embarazo y la lactancia. EFEFuturo
(Sin votaciones)
Cargando…