Inicio / Ciencia / ExoMars, preparada para rastrear metano en Marte

ExoMars, preparada para rastrear metano en Marte

La misión europea ExoMars está lista para comenzar a hacer ciencia y estudiar en la atmósfera de Marte los gases traza, entre ellos el metano, con enormes implicaciones geológicas o biológicas y sobre el que existe controversia científica, respecto a su origen e incluso existencia.

Un fallo informático podría haber ocasionado el fracaso en el aterrizaje del módulo Schiaparelli sobre la superficie de Marte, según indica hoy la revista británica Nature.

Impresión artística del satélite para el estudio de gases traza de Exomars (TGO) orbitando Marte. ESA/ATG medialab.

ExoMars es un proyecto europeo con dos misiones: la primera, lanzada en 2016, está compuesta por un satélite para el estudio de gases traza en la atmósfera marciana (TGO), y un módulo demostrador de entrada, descenso y aterrizaje llamado Schiaparelli, el cual chocó con la superficie del planeta por un error en una de sus unidades lo que motivó la apertura de su paracaídas antes de tiempo.

La segunda misión es un vehículo de exploración, que será lanzado en julio de 2020 y que amartizará en marzo de 2021 con el objetivo, gracias a sus sofisticados aparatos, de tomar y estudiar muestras del suelo: aprender sobre Marte es fundamental para entender la historia del sistema solar y preparar futuras misiones humanas al planeta rojo.

Reunión en la ESA en España


Hoy, en la sede de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Villanueva de la Cañada, Madrid, se han reunido científicos y expertos -europeos, estadounidenses y rusos- vinculados a esta misión y a Mars Express, el otro proyecto europeo en el planeta rojo y que ahora cumple 15 años de “éxitos científicos”.

El satélite TGO para el estudio de gases traza está preparado para hacer ciencia, ha explicado en rueda de prensa Bernhard Geiger, científico de operaciones del equipo ExoMars, quien ha detallado que lo hará gradualmente: primero, empezará con actividades relacionadas con la ingeniería y luego, el 23 de marzo, comenzará un período de cuatro semanas en el que se constatará que sus instrumentos funcionan.

Tras tiempo sin encenderlos “hay que estar seguros de que están en perfectas condiciones”, ha apuntado este investigador.
La misión despegó en marzo de 2016 y entró en la órbita de Marte en octubre de ese mismo año; esta semana ha finalizado la fase de aerofrenado después de doce meses, maniobra imprescindible para colocarse a 400 kilómetros de la superficie marciana, punto que alcanzará definitivamante el próximo abril.

El TGO buscará indicios de metano y otros gases traza que pueden estar en la atmósfera marciana en pequeñas cantidades, datos que irá enviando a diferentes antenas, entre ellas la de Cebreros (Ávila).

La misión que constató por primera la existencia de metano en Marte fue Mars Express: tres grupos independientes de científicos publicaron en diferentes revistas, entre 2003 y 2004, las primeras observaciones de este gas que en la Tierra está ligado a la vida.

Luego, algunos telescopios en Tierra corroboraron su posible existencia, sin embargo, las señales que en su día se recibieron de Mars Express son “muy débiles”, ha recordado Miguel Ángel López Valverde, científico especialista en la atmósfera de Marte y co-investigador en estas dos misiones europeas, quien ha añadido que a día de hoy no hay explicación física que avale su existencia.

Metano ligado a procesos del subsuelo




Imagen del paracaídas que debía desplegarse durante el amartizaje del módulo Shiaparelli. ESA Exomars 2016

Imagen del paracaídas del módulo Shiaparelli. ESA.




Además, en Marte, de existir, podría estar relacionado con algún proceso en el subsuelo marciano y no con la vida.

De ahí la importancia de las mediciones de TGO, que ayudarán a constatar su presencia y los procesos que sigue este gas o, incluso, podría negar su existencia: aunque de Marte conocemos cada vez más, nuestro nivel de ignorancia es tal que la sorpresa está garantizada, sobre todo si vamos con “nuevos ojos”, con tecnología más avanzada.

Para ello, el TGO usará la luz del sol al anochecer y amanecer para medir los gases traza, hidrocarburos y moléculas.

“Marte es una foto, puede que aprendamos más de la Tierra primitiva mirando a Marte que a nuestro planeta”, según López, quien ha agregado que este planeta es “una joya” que está como hace unos 4.000 millones de años.

Exomars, útil para futuras misiones tripuladas


Para Alejandro Cardesín, experto en misiones a Marte de la ESA, escudriñar Marte es útil para conocer el origen del sistema solar, también de nuestro planeta, con el que tiene un parecido “pasado y presente”.

Además, si hay vida en un planeta distinto a la Tierra, “Marte es el que tiene más posibilidades, y también sería al único al que podríamos ir los humanos: si vamos a ir algún sitio, es ahí”.

En definitiva, la presencia en Marte de Mars Express -se trabaja en su extensión hasta 2022- y ExoMars supondrá una gran oportunidad para ampliar el conocimiento de este planeta. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…