Inicio / Ciencia / Identifican una nueva familia de microalgas gracias a estudios de ADN

Identifican una nueva familia de microalgas gracias a estudios de ADN

Investigadores del Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona (ICM) del CSIC y del Tasmanian Museum and Art Gallery (Australia) han caracterizado una nueva familia de microalgas unicelulares pertenecientes a dinoflagelados que hasta ahora estaba mal clasificada gracias a un estudio de su ADN.

Imágenes de microscopía electrónica de barrido de algunas de las especies pertenecientes a la nueva familia descrita. ICM.
Esta nueva familia, que vive en las costas catalanas y australianas, ha recibido el nombre de ‘Ceratoperidiniaceae‘ ya que, de las diferentes especies que la forman, ‘Ceratoperidinium margalef’ es la primera que se describió, ha informado el ICM.

El trabajo, publicado en la revista “Protist”, ha sido liderado por Esther Garcés, investigadora del CSIC, y por el estudiante de doctorado Albert Reñé.

Ambos, desde su laboratorio en el departamento de Biología Marina y Oceanografía del ICM, se dedican al estudio de la diversidad de las microalgas y el control de las proliferaciones de microalgas tóxicas y nocivas en la costa catalana .
La familia descrita incluye especies de dinoflagelados que, aunque se conocían, estaban mal caracterizadas y se desconocían sus relaciones filogenéticas, por lo que estaban clasificadas dentro de otras familias o géneros.

Una de las razones por las que estas microalgas estaban asociadas grupos diferentes era por su morfología.

“Tienen una alta plasticidad. Algunas de ellas cambian mucho a lo largo de su vida: presentan unas elongaciones retráctiles que otros no tienen, lo que las hace parecer muy diferentes entre sí”, ha explicado Albert Reñé.

Los investigadores han podido observar en vivo y ver que, a pesar de sus diferentes morfologías, comparten ciertos caracteres comunes. Cada una de las microalgas se estudió de forma individual para caracterizar su morfología.

Posteriormente, cada célula fue aislada de la muestra de agua con una pipeta, y secuenciada genéticamente, lo que ha permitido ver la similitud genética entre las diferentes microalgas, recogidas en diferentes puntos de la costa catalana y de la costa australiana y en diferentes estaciones del año.

Rañé ha recordado que la diversidad de microorganismos marinos es inmensa y sólo se conoce una pequeña parte.

En el mar hay una alta diversidad de protistas, organismos eucariotas unicelulares como las microalgas que no pueden clasificarse dentro de los otros reinos eucariotas: hongos, animales y plantas.
Actualmente, se conocen del orden de 100.000 especies de protistas, pero se cree su número es infinitamente mayor.

Según Esther Garcés, “no sabemos cuántas especies hay, cuáles son y dónde y cómo viven. Con la secuenciación del ADN podemos caracterizar esta diversidad escondida, completar el árbol de la vida y entender el papel que estos organismos tienen en el medio”. EFEfuturo

 
(Sin votaciones)
Cargando…