Inicio / Ciencia / Nuestros antepasados no tenían osteoporosis

Nuestros antepasados no tenían osteoporosis

Los huesos de nuestros antepasados, desde los de 45.000 años antes de Cristo hasta los de los Reyes de Aragón, en los siglos XI y XII, no tenían osteoporosis debido a unos hábitos de vida menos sedentarios, pasar más tiempo al aire libre y una alimentación sana.

Esta es una de las conclusiones del proyecto “Calcificación esquelética de huesos históricos”, coordinado por el médico Ángel Ferrández, quien ha explicado en declaraciones a Efe que los hábitos de vida desde el feto hasta la primera edad de la infancia condicionan frecuentemente la salud del adulto.

En el estudio, que hoy se presenta en el Palacio de la Aljafería, se han analizado en los dos últimos años huesos históricos, algunos de ellos de los Reyes de Aragón depositados en el Monasterio de San Juan de Peña, y la calcificación ósea de las manos de alrededor de 115 personas de cada sexo, a partir de una investigación llevada a cabo en los años ochenta.

Varias dataciones


También se han sometido a análisis huesos de la época de los Reyes de Aragón pero que no pertenecían a la realeza y otros de hace 45.000 y 6.230 años antes de Cristo, de las cuevas de Gabasa y Chaves, en la provincia de Huesca, así como los aparecidos en Albarracín, Botarrite, Tauste o Luesia, de entre 1.200 y 1.500 años antes de Cristo.

Para su estudio, en unos casos se ha aplicado la técnica de la radiogrametría para medir el espesor óseo en la mano, en los metacarpianos, y en otros el método que se utiliza habitualmente para medir la osteoporosis en el femoral, mientras que para los más antiguos se ha empleado la técnica del carbono catorce,

Los huesos históricos analizados tenían muy buena calcificación y ninguno osteoporosis, ha afirmado Ferrández, especialista en endocrinología infantil y hasta febrero de 2011 jefe de servicio de Pediatría en el Hospital Infantil de Zaragoza.

Ha explicado que entre 1980 y 1982 hicieron una muestra con alrededor de 115 personas de cada sexo para llevar a cabo un estudio longitudinal, es decir, desde que nacen hasta que son adultos, y que finalizo en 2002, con el objetivo de ver la calcificación de los huesos de la mano.

Y al observar que la osteoporosis es muy frecuente en la población actual, con un gasto que en Aragón asciende a 45 millones de euros año en el tratamiento de adultos, decidieron llevar a cabo una investigación sobre huesos antiguos, con la ayuda de Patrimonio Cultural de Aragón y la Fundación Andrea Prader, entre otras instituciones.

A la presentación del proyecto, titulado “Calcificación esquelética de huesos históricos, desde un individuo de 45.000 años a. C. hasta los Reyes de Aragón -siglos XI-XII”, está prevista la asistencia del presidente de las Cortes de Aragón, José Ángel Biel, y del consejero de Sanidad, Ricardo Oliván. EFEfuturo

agm/mrl
(Sin votaciones)
Cargando…