Inicio / Ciencia / París explora los enigmas del textil amerindio

París explora los enigmas del textil amerindio

Cerca de cuarenta expertos internacionales presentan sus trabajos en la VI Conferencia Internacional sobre Textiles Amerindios, que concluye hoy en el Museo del Quai Branly de París, donde se organiza por primera vez.

Imagen de archivo de una pieza arqueológica peruana de la cultura Chancay . EFE/Andina/Alberto Orbegoso

Imagen de archivo de una pieza arqueológica peruana de la cultura Chancay . EFE/Andina/Alberto Orbegoso

Procedentes de Estados Unidos, Europa y Latinoamérica, los especialistas descifran desde el jueves los últimos enigmas de ese inabarcable rompecabezas, del que algunos de los mejores museos del mundo conservan miles de piezas de valor incalculable.
Este sexto encuentro que se celebra en Europa toma el testigo a las Jornadas de Estudio sobre los Textiles Precolombinos que cada tres años, desde 1999, organizaba en Barcelona la historiadora y arqueóloga de su Universidad Autónoma, Victoria Solanilla.
“Es como el hijo mayor que a los 20 años empieza a ir por su cuenta”, dijo Solanilla al abrir la conferencia, feliz de que instituciones del relieve del Quai Branly y la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París (EHESS) hayan tomado las riendas en 2013.

El tema central de este año es el color, por trabajar sobre él desde 2011 sendos equipos del Quai Branly y del British Museum, para intentar conocer mejor el contexto en el que fueron creados y utilizados los textiles analizados, dijo a Efe la responsable del polo conservación-restauración del Quai Branly, Olivia Bourrat.
En ese marco, el responsable de análisis textil del museo Branly, Christophe Moulhérat, presentó el viernes un análisis científico de las fibras de camélidos peruanos; mientras que un equipo colombiano pluridisciplinar mostró sus trabajos sobre los colorantes en la comunidad indígena Ika, de la Sierra Nevada de Santa Marta.
Asimismo, expertos del British Museum presentaron su trabajo sobre los colorantes textiles andinos de la Costa Sur conservados en sus fondos, y Penny Dransart, de la Universidad británica Wales Trinity St David, habló de “los sonidos y sabores de los colores: la tinta y la saturación en los textiles de Isluga”.
El jueves, la conferencia exploró “las relaciones en las que la antropología y la arqueología pueden hablarse mutuamente”, para comprender mejor los textiles, dijo a Efe la coorganizadora del encuentro por parte de la EHESS, Sophie Desrosiers.
Más arqueológicas, las ponencias del sábado permitirán profundizar en “los textiles de un entierro de elite en San Juanito, sitio precerámico en el valle del Santa, en la Costa Norte de Perú”, o en “La función y tecnología textil de los contextos de la V Caverna de Cerro Colorado”, también en Perú.
En relación con los grandes sitios peruanos, los expertos examinan igualmente hoy la producción doméstica de textiles en el período prehispánico tardío de Nasca y las prendas en miniatura del Sitio de Pachacámac; junto con la vestimenta de las mujeres en la nobleza Inca en Cerro Esmeralda (Chile).
Victoria Solanilla y Miriam de Diego compartirán, por su parte, el resultado de su estudio iconográfico de los textiles Tiwanaku, en el altiplano boliviano.
Aunque la conferencia puede parecer muy especializada, los textiles prehispánicos, expresión fundamental andina, “reflejan el funcionamiento social, las creencias y culturas”, resaltó la responsable de colecciones Américas del Museo Branly, Paz Núñez-Regueiro.
“Para el gran público, es una manera lindísima de tener una idea de lo que hubo y existe todavía”, y que refleja los cambios sociales que se viven actualmente, utilizando aun a veces las mismas técnicas, comentó Nuñez-Regueiro.
Dos caras de esta realidad son las del rebozo y el jaspe mexicano, “entre extinción e innovación”, como reveló la antropóloga Marta Turok; y la faja tejida con telar de cintura, tan utilizada hoy por todos los miembros de comunidades como la del valle del Mantaro, en Junín (Perú), según mostró el jueves su colega María Elena del Solar. EFE
(Sin votaciones)
Cargando…