Inicio / Ciencia / Por qué los roedores llevan una vida subterránea

Por qué los roedores llevan una vida subterránea

EFEFUTURO.- El debilitamiento del monzón asiático, hace 10,5 millones de años, provocó una disminución de los bosques en ese continente, lo que precipitó que dos tipos de roedores, las ratas topo y las ratas del bambú, fueran adquiriendo progresivas adaptaciones hacia una vida subterránea.

Así lo ha concluido una investigación recién publicada en la revista Scientific Reports del grupo Nature, que ha liderado la investigadora de la Universidad de Bristol asociada al Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), Raquel López-Antoñanzas.
“En esta investigación se han comparado por primera vez los datos evolutivos de un grupo de roedores y las fluctuaciones del monzón. El resultado ofrece la primera evidencia de una correlación entre las variaciones del fenómeno atmosférico a través del tiempo y la evolución de este grupo de mamíferos”, ha explicado López-Antoñanzas en un comunicado.

Contrariamente a lo que se suponía, fueron las fases de debilitamiento del monzón asiático -un fenómeno atmosférico que provoca intensas lluvias a partir de junio marcando el comienzo de la estación húmeda en el sureste de ese continente-, y no las de mayor intensidad, las que desencadenaron la evolución de este grupo de roedores en esa parte del mundo.

El debilitamiento de las lluvias provocó una disminución de la cobertura boscosa que precipitó la adquisición de progresivas adaptaciones hacia una vida subterránea.

“La evolución del monzón asiático y su correlación con la evolución tectónica de Asia se conoce cada vez mejor; sin embargo, el impacto que este sistema ha provocado en la evolución de las faunas de vertebrados terrestres continúa siendo una incógnita”, ha destacado López-Antoñanzas.
Los roedores son un grupo de vertebrados muy adecuado para este tipo de estudios puesto que son los mamíferos más abundantes en el registro fósil, presentan una evolución muy rápida y son muy sensibles a los cambios de hábitat.

“Este trabajo ofrecerá una nueva perspectiva a los biólogos conservacionistas que trabajan en tierras dominadas por el monzón”, ha añadido la investigadora.EFE
(Sin votaciones)
Cargando…