Inicio / Ciencia / Los restos del supuesto héroe nacional dominicano no son suyos

Los restos del supuesto héroe nacional dominicano no son suyos

Las pruebas practicadas a los restos atribuidos al héroe nacional dominicano Francisco Alberto Caamaño arrojaron que no pertenecen a éste, según informaron hoy autoridades locales, quienes se comprometieron a continuar la investigación para dar con el paradero de su cadáver.

Una investigadora trabaja en el laboratorio

Solo se conoce una variante en el ADN claramente vinculada al rendimiento, en concreto en las pruebas de velocidad y explosividad. EFE/Angelika Warmuth

El excoronel Caamaño enfrentó las tropas de Estados Unidos que invadieron el país en 1965 a raíz de un alzamiento cívico-militar contra un Gobierno de facto.

El líder de la “Revolución de abril” que descabezó a un triunvirato y luego combatió y resistió el cerco de los marines estadounidenses en la zona antigua de Santo Domingo, fue fusilado en 1973 tras ser herido y capturado por tropas regulares a las que combatió al frente de un grupo de guerrilleros procedentes de Cuba.
Los estudios del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) determinaron que las osamentas “no guardan relación biológica con las pruebas de ADN tomadas a los familiares del héroe nacional”, dijo el procurador general, Francisco Domínguez Brito.

“Nosotros lamentamos ese informe, pero la verdad debe estar por encima de cualquier sentimiento”, indicó en rueda de prensa el funcionario, quien consideró que el Ministerio Público tiene el compromiso de continuar buscando la verdad en este caso.

Asimismo, opinó que “es un derecho que tiene el pueblo dominicano de que se continúe indagando para determinar dónde están los restos que corresponden al héroe de abril, además de identificar a quiénes corresponden las osamentas analizadas”.

De acuerdo con el procurador general, en la experticia de los restos se cumplieron con todos los protocolos establecidos, “por lo que es un acto de responsabilidad informar al país y al mundo el resultado de los estudios realizados, tomando en cuenta la importancia del mismo en muchos aspectos para el registro fehaciente de la historia dominicana”.

Por su lado, el teniente coronel Francis Caamaño, hijo del fallecido, agradeció el esfuerzo, la solemnidad y seriedad con que, a su juicio, el Inacif y el Ministerio Público manejaron todo lo relacionado con la exhumación y posteriores estudios de los restos que hasta ahora fueron atribuidos a su padre.

“Nosotros estamos agradecidos y conscientes de que los resultados están apegados a la verdad. Nos hubiera gustado enormemente que esos fueran los restos de nuestro padre, pero la verdad debe primar ante todo y asumimos junto a las autoridades, el compromiso de seguir buscando e indagando hasta el final”, expresó.

Las osamentas en cuestión fueron exhumadas el pasado mayo con el objetivo de determinar si correspondían a Caamaño luego de que éste fuera exaltado al Panteón Nacional el 24 de abril pasado en una ceremonia solemne encabezada por el presidente dominicano, Danilo Medina.

El 24 de abril de 1965, Caamaño surgió como el líder de una revuelta cívico-militar que exigió la vuelta al poder del expresidente Juan Bosch, elegido en las urnas en febrero de 1963 y derrocado en septiembre de ese mismo año.

El movimiento que encabezó Caamaño logró su objetivo tras derrotar a un sector militar que rechazó el levantamiento, pero cuatro días después el entonces presidente estadounidense, Lyndon B. Johnson, ordenó el desembarco en el país de 42.000 marines que impidieron la expansión de la revuelta.

Tras varios meses, el exmilitar firmó un acuerdo de paz y salió del país como agregado militar en Londres.

En 1973 desembarcó en una playa del sur dominicano con un reducido grupo de hombres y se internó en las montañas del centro del país para combatir al Gobierno del entonces presidente Joaquín Balaguer. EFEfuturo

 
(Sin votaciones)
Cargando…