Inicio / Ciencia / Quien quiera excavar, que vaya a Salamanca

Quien quiera excavar, que vaya a Salamanca

Los primeros habitantes de Salamanca fueron agricultores y ganaderos y se establecieron en el Cerro de San Vicente hacia el siglo VII antes de Cristo, varios siglos antes de lo que se creía hasta ahora, según la investigación arqueológica dirigida por Cristina Alario y Carlos Macarro.

Poblado de los primeros habitantes de la ciudad de Salamanca, formado por diferentes viviendas y silos. EFE/María Moro

Hemos encontrado semillas de cebada, roble, cereales…, y restos de huesos de ovejas, caballos, perros, ciervos y otros animales que demuestran su actividad agrícolaganadera”, ha explicado Alario a Efe.

Además, “sabemos que a la hora de alimentarse primaba la cantidad a la calidad porque los restos hallados son de animales ya crecidos”.

Los resultados de las excavaciones se muestran al público en principio hasta el próximo 29 de junio en la zona del antiguo convento benedictino de San Vicente, construido el siglo XI después de Cristo sobre los restos de esta población de la primera Edad de Hierro.



Los primeros habitantes del cerro ocupaban un lugar escarpado que aún hoy se defiende por sí mismo, en el que era sencillo acceder a todos los recursos naturales: al agua en una franja del río vadeable, terrenos adecuados para la agricultura y una amplia dehesa charra que favorece la ganadería”, detalla Alario.

Las viviendas descubiertas en las excavaciones son del tipo castrense, edificadas con barro y adobe, provistas de planta circular y muebles de obra, con un hogar central, hoyos de poste y una ubicación al sureste para aprovechar mejor al luz y evitar en lo posible el impacto de las rachas de viento predominantes en la región, “de lo que se deduce que eran grandes observadores del medio ambiente”.

Poblado de los primeros habitantes de la ciudad de Salamanca, formado por diferentes viviendas y silos. EFE/María Moro


Las casas del poblado están alineadas y algunas de las estructuras se asocian, lo que confirma la existencia de “una sociedad igualitaria y de familias nucleares” que, según los actuales indicios, pertenecía a la cultura arqueológica del Soto de Medinilla, donde fueron encontrados los primeros restos de estas características.

El Cerro de San Vicente pronto se quedó pequeño para estos pobladores que, en la segunda Edad del Hierro, se vieron obligados a trasladarse por el incremento de su población al hasta hace poco considerado origen de la ciudad: el teso o colina baja de las catedrales.

Este traslado relegó el antiguo poblado a la posición de arrabal fuera del nuevo núcleo de la ciudad, poblado predominantemente por vetones y vacceos, y durante los siguientes 1.200 años se convirtió en un lugar abandonado.

El desamparo del lugar conservó en buena medida el yacimiento pero sometió el lugar al olvido hasta el siglo XI, cuando se funda en el mismo cerro el Convento de San Vicente que, cuatro siglos después, se adscribe a la orden benedictina de El Real.

Las peripecias del convento son complejas: desde su constitución como un edificio artística e institucionalmente relevante hasta su ocupación por las tropas francesas durante la Guerra de Independencia pasando por la posterior desamortización de Mendizábal.

El convento cayó en el olvido durante el siglo XIX y hubo que esperar a mediados del XX para que reaparecieran los primeros restos del poblado primitivo.



Las excavaciones arqueológicas se han desarrollado entre 1990 y 1997 y en la actualidad se han detenido por la falta de presupuesto para continuar estos trabajos.

“Sin embargo, si continuamos excavando estamos convencidos de que pueden llegar a aparecer poblaciones incluso más antiguas que las halladas hasta el momento”, advierte Alario, “y de hecho ya hemos desenterrado algunos indicios al respecto.”

Esa confirmación deberá esperar hasta que esté disponible la nueva y necesaria financiación para poder profundizar en el filón arqueológico: mientras tanto, los ancestros de los salmantinos esperarán en silencio. EFE
(Sin votaciones)
Cargando…