Inicio / Ciencia / ¿Quitar pelo para que salga aún más pelo? Una hipótesis contra la calvicie

¿Quitar pelo para que salga aún más pelo? Una hipótesis contra la calvicie

R. Marina.- Una nueva investigación, publicada en el último número de la revista Cell, ofrece una esperanza contra la alopecia que acompleja a muchas personas. El profesor de Patología de la Universidad del Sur de California (EE.UU.) Cheng-Ming Chuong, y sus colegas de China y Taiwán, han demostrado cómo en ratones es posible el nacimiento de 1.200 cabellos nuevos tras extraer en la zona unos 200 de unas determinadas características.

El autor principal del trabajo explica a EFEFuturo que “nuestro pelo nace y crece de un folículo que contiene células madre del pelo. Normalmente, experimenta fases de crecimiento y fases de estancamiento, como las cuatro estaciones. Nuestros cabellos se caen por un proceso fisiológico normal y crecen de nuevo, cíclicamente. Cuando no se activan esas células madre del cabello, el pelo no vuelve a nacer tras caerse y surge la alopecia. Cuando arrancamos el pelo sigue habiendo una posibilidad de regeneración. La clave es ver si podemos “reiniciar” el proceso cuando nos hallamos en esa época de “invierno” del cabello para que vuelva a brotar”.

Pero obviamente no se trata de que el día de mañana empecemos a arrancarnos los pelos de la cabeza a ver si brota una magnífica melena. Lo que viene a aportar esta nueva investigación es si lo visto en ratones responde al principio de percepción de quórum o autoinducción (en inglés, quorum sensing), un mecanismo de regulación de la expresión genética en respuesta a la densidad de población celular. “Estamos trabajando –añade Cheng-Ming Chuong- para saber más sobre esas señales moleculares relacionadas con esa percepción de quórum y tenemos la esperanza de que esas moléculas pudieran ayudar a tratar la alopecia en humanos”.


En su investigación el equipo muestra que los folículos arrancados envían señales de dolor mediante la liberación de proteínas inflamatorias que “reclutan” células inmunes que se dirigen rápidamente a la zona de la lesión. Esas células del sistema inmunológico emiten señales moleculares como el factor alfa de necrosis tumoral (TNT-alfa) que, a cierto nivel de concentración, comunica a ambos folículos arrancados y no arrancados y, por así decirlo, les da la orden de que empiece a crecer el pelo.


Pero quizá lo más interesante es que este principio de crecimiento de tejidos previamente extraidos podría no ser circunscrito sólo al pelo. “El “quórum sensing” podría ser un proceso fisiológico y patológico aplicable a otros órganos, una diana para modificar muchas enfermedades”, concluye Cheng-Ming Chuong.


(Sin votaciones)
Cargando…