Inicio / Ciencia / La alta radiación de Marte, un serio problema para los astronautas

La alta radiación de Marte, un serio problema para los astronautas

Los astronautas de una futura misión a Marte estarían expuestos, tan sólo en su viaje de ida y vuelta al planeta rojo, a al menos el 60 % del total de radiación recomendada para el conjunto de sus carreras profesionales, con el consiguiente riesgo para su salud, según un estudio divulgado por la Agencia Espacial Europea (ESA).

Un fallo informático podría haber ocasionado el fracaso en el aterrizaje del módulo Schiaparelli sobre la superficie de Marte, según indica hoy la revista británica Nature.

Impresión artística del satélite para el estudio de gases traza de Exomars (TGO) orbitando Marte. ESA/ATG medialab.

La ESA llegó a esta conclusión, que presentó en el Congreso Europeo de Ciencias Planetarias (EPSC) que se celebra esta semana en Berlín, tras analizar datos aportados por el satélite para el estudio de Gases de Traza (TGO) de la misión ExoMars, un proyecto en el que también participa la agencia espacial rusa Roscosmos.

El TGO inició su misión el pasado abril y, aunque su principal objetivo es aportar el inventario más detallado hasta la fecha de los gases que componen la atmósfera marciana -incluidos los de origen geológico o biológico-, su monitor de radiación ha recogido información desde su lanzamiento en 2016.

En el espacio, sin el fuerte campo magnético de la Tierra ni su gruesa atmósfera, el incesante bombardeo de rayos cósmicos galácticos “tiene el potencial de causar serios daños a los humanos”, indicó la ESA en un comunicado.
En la Imagen de la ESA, la Estación Espacial Internacional.


Esta exposición -mucho mayor que la de los astronautas que trabajan en la Estación Espacial Internacional– eleva el riesgo de padecer cáncer, además de dejar secuelas en el sistema nervioso central y provocar enfermedades degenerativas.

“Uno de los factores básicos en la planificación y diseño de una misión tripulada de larga duración a Marte es considerar los riesgos derivados de la radiación”, explicó Jordanka Semkova, de la Academia de las Ciencias búlgara.

Los datos de radiación recogidos, que casan con otros tomados previamente y se combinarán con los que se obtengan en la próxima ExoMars, prevista para 2020, servirán de base para preparar cómo podría llevarse a cabo una misión tripulada de ida y vuelta a Marte de forma segura.

El EPSC, que se celebra desde el pasado domingo y hasta el viernes, ha atraído a un millar de científicos y en el se van a presentar más de 1.250 resúmenes documentales. EFE
(Sin votaciones)
Cargando…