Inicio / Ciencia / Tras la pista del dinosaurio cojo

Tras la pista del dinosaurio cojo

EFEFUTURO.- Una investigación sobre el rastro formado por 31 huellas fosilizadas (icnitas) de un dinosaurio ornitópodo “cojo” en el yacimiento de El Barranco de la Canal, cercano al municipio de riojano de Munilla, ha revelado una patología en el pie izquierdo del animal, por lo que caminaba de forma irregular.

Reconstrucción de un Iguanodon. Crédito: Óscar Sanisidro (ICP)

Esta investigación, liderada por investigadores del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), revela esa patología en el segundo dedo del pie izquierdo, por lo que este dinosaurio andaba de forma irregular, probablemente, para evitar el dolor que le causaba esta lesión.

El hallazgo, publicado en la revista Cretaceous Research, ha sido realizado emplenando técnicas láser y fotogrametría 3D, que permite determinar las características geométricas de un objeto a partir de fotografías.
“Observamos que los pasos izquierda-derecha son significativamente más cortos que los pasos derecha-izquierda, lo que nos hace pensar en una cojera provocada por la lesión”, según la investigadora del ICP Novella Razzolini, que encabeza este estudio.

También se ha referido a que, más allá de analizar la anchura de los pasos, uno de los aspectos más interesantes de la investigación y que apoya la hipótesis de la lesión es que las huellas del pie izquierdo tienen una morfología distinta de las del pie derecho.

Reconstrucción de un Iguanodon. Crédito: Óscar Sanisidro (ICP)

Sus datos indican que, mientras que las huellas del pie derecho tienen una forma que ya era conocida en los ornitópodos del Cretácico Inferior, en las del pie izquierdo se observa como el segundo dedo casi se solapa sobre el tercero.

“A pesar de esta afectación, también vemos que la velocidad de desplazamiento del animal no estaba alterada“, ha añadido la investigadora principal del estudio.

Los estudios de este tipo, de forma tradicional, se centraban solo en la morfología de las icnitas, pero, en este caso, los investigadores han cuantificado las diferencias entre huellas mediante un nuevo parámetro, llamado “ancho interdigital”.

Ello ha permitido certificar estadísticamente las diferencias entre las huellas de un pie y del otro, según el IPC, que ha precisado que las alteraciones en las huellas producidas por lesiones, conocidas como icnopatologías, son difíciles de distinguir de las huellas irregulares causadas por la deformaciones del terreno.

Los ornitópodos constituyen un extenso grupo de dinosaurios herbívoros y las huellas encontradas en este yacimiento riojano, probablemente, pertenecen a un ornitópodo iguanodóntido, que podía alcanzar los 11 metros de largo y los 2 de altura, ha detallado. EFEFUTURO
(Sin votaciones)
Cargando…