Inicio / Ciencia / La iguana que surgió de la gran extinción

La iguana que surgió de la gran extinción

Un grupo de científicos descubrió la existencia de un reptil del tamaño de una iguana que fue “primo” de los dinosaurios y vivió hace unos 250 millones de años en los bosques de la Antártida, según la revista Journal of Vertebrate Paleontology.

Dibujo "El sol de medianoche sobre la Antártida del temprano triásico" en el que aparecen tres habitantes de los arcosaurios en el denso bosque de coníferas Voltzia buscando alimento frente al recién hallado lagarto, bautizado como "Antarctanax shackletoni" (la primera palabra significa "rey antártico" y la segunda hace referencia al explorador Ernest Shackleton). EFE/Adrienne Stroup/Field Museum

“Este nuevo animal era un arcosaurio, un pariente primitivo de los cocodrilos y los dinosaurios”, explicó el investigador del Museo Field de Chicago (EE.UU.) Brandon Peecook, autor principal del estudio.

“Por sí mismo, parece un poco como un lagarto, pero evolutivamente es uno de los primeros miembros de ese gran grupo -destacó-. Nos dice cómo los dinosaurios y sus parientes más próximos evolucionaron y se expandieron”.

El esqueleto fósil está incompleto aunque los paleontólogos han podido tener una buena percepción del animal, bautizado como Antarctanax shackletoni (la primera palabra significa “rey antártico” y la segunda hace referencia al explorador Ernest Shackleton).

Con base en las similitudes con otros fósiles, los científicos dedujeron que el Antarctanax fue un animal carnívoro que cazaba insectos, protomamíferos y anfibios.

Sin embargo, para los paleontólogos, lo más interesante sobre este reptil es la época y el lugar en los que vivió.

“Cuanto más descubrimos sobre la Antártida prehistórica más raro es -reflexionó Peecook-. Pensábamos que los animales antárticos serían similares a los que vivían en el sur de África, ya que ambas masas de tierra estaban unidas en aquel entonces. Pero estamos hallando que la fauna de la Antártida era sorprendentemente única”.

La gran extinción que acabó con el 90% de la vida animal


Dos millones de años antes de que el Antarctanax viviera, la Tierra experimentó una gran extinción debido al cambio climático, ocasionado por erupciones volcánicas, que acabaron con el 90 % de la vida animal.

En los años posteriores a esa extinción en masa, nuevos grupos de animales llenaron el vacío.

“Antes de la extinción en masa, los arcosaurios solo se encontraban por el ecuador, pero después estaban en todas partes”, puntualizó Peecook, quien agregó que la Antártida tuvo una combinación de nuevos animales y restos de ejemplares que habían desaparecido de otros lugares.

El hallazgo del Antarctanax apoya la idea de que la Antártida fue un lugar de evolución rápida y de diversidad tras la extinción en masa.

“Cuantos más tipos de animales hallamos, más aprendemos sobre el patrón de los arcosaurios tomando el control después de la extinción en masa”, dijo Peecook. EFE
(Sin votaciones)
Cargando…