Inicio / Ciencia / Comunicar los resultados de una investigación científica es un deber ético

Comunicar los resultados de una investigación científica es un deber ético

Un informe elaborado por el Observatorio de Bioética y Derecho (OBD) de la Universidad de Barcelona y la Fundación “la Caixa” señala que comunicar los resultados de una investigación científica es un deber ético, aunque debe hacerse con rigor y no exagerando para no crear falsas expectativas.

Imagen de archivo de una científica en un laboratorio. EFE/Marta Pérez.

Imagen de archivo de una científica en un laboratorio. EFE/Marta Pérez.

El informe, que analiza los sesgos que condicionan la comunicación científica y analiza aspectos éticos del diálogo entre ciencia y sociedad, repasa ejemplos de éxito y fracaso en la comunicación entre investigadores y ciudadanía y hace recomendaciones a los agentes que intervienen.

El documento, que se presentará públicamente el próximo 31 de mayo en la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona, ha sido coordinado por María Casado (OBD-UB) y Pere Puigdomènech Rosell (OBD-CSIC).
El trabajo establece que comunicar los resultados de la investigación es un deber ético y forma parte del trabajo de los investigadores, y que esta comunicación es un proceso en el que también deben ser actores fundamentales los medios de comunicación y los poderes públicos.

El documento del OBD parte de que “en los últimos años se está replanteando la gobernanza de la ciencia y la innovación con el fin de dirigirse hacia un modelo abierto e inclusivo en el que los diferentes actores puedan participar”.

Esto es especialmente relevante en tanto que la investigación científica se alimenta de fondos de origen público en su mayor parte y, por tanto, la sociedad puede exigir el acceso a este conocimiento.

Los autores del documento explican que el diálogo entre ciencia y sociedad es importante tanto por el interés intrínseco de los resultados de las investigaciones científicas como por el impacto que pueden tener en diversos ámbitos de la política, por ejemplo, en regulaciones que afecten el cambio climático, la seguridad alimentaria o la reproducción humana, entre otros temas.

El documento advierte de que la no publicación de investigaciones con resultados negativos para el investigador o para el promotor de la investigación puede tener consecuencias graves en la medida en que otros investigadores decidan estudiar las mismas hipótesis sin que puedan saber que ya han dado resultados negativos.

Disminución de los recursos públicos


Otros sesgos están inducidos por el actual contexto de disminución de recursos públicos y la lucha por la supervivencia de los investigadores, hasta el punto que “la competencia entre diferentes instituciones de investigación, o incluso entre equipos de investigación, para captar fondos escasos puede llevar a exagerar la importancia de sus resultados científicos o difundirlos prematuramente”.

El OBD recomienda que los resultados de la investigación se publiquen de manera abierta, que se explicite de forma transparente cualquier condicionante que pueda ser relevante a la hora de interpretar los resultados dejando de lado los conflictos de intereses y evitar difundir resultados de estudios poco rigurosos.

También pide que se evite crear falsas esperanzas o magnificar los resultados de manera publicitaria.

El documento aconseja igualmente que la ciencia y sus contenidos más relevantes estén presentes en los diferentes niveles educativos, con especial atención a la formación esencial para aprender a interpretar tanto las noticias de los medios como la información en las redes sociales. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…