Inicio / Ciencia / Secretaria de Severo Ochoa afirma que él habría vivido muy mal los recortes

Secretaria de Severo Ochoa afirma que él habría vivido muy mal los recortes

El premio Nobel de Medicina Severo Ochoa tenía “pasión por la ciencia” y hubiera “vivido muy mal” el momento actual de recorte presupuestario en investigación en España y el éxodo de científicos que luego no tienen la opción de volver a su país.

Foto de archivo de Severo Ochoa y su esposa Carmen García Cobián en su apartamento de Nueva York, 1985. EFE
Así lo ha asegurado a EFE Charo Martín Rodríguez, quien fue secretaria de Severo Ochoa durante 18 años y que hoy ha expuesto “La vertiente humana de D. Severo” durante un seminario homenaje realizado por la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados (FVEA) con motivo del 20 aniversario de la muerte del Nobel (el 2 de noviembre de 1993).

Charo Martín conoció a fondo a un científico que se caracterizó por “su pasión por la ciencia, por su mujer Carmen, por la música, especialmente por la ópera, y por la pintura de Goya”.

“Era un verdadero caballero, culto, elegante, con un trato exquisito y un gran sentido del humor, además de estar dotado de nobleza y sencillez”, ha destacado Martín, que conoció al Nobel de Medicina en el año 1975 y estuvo con él hasta que murió.

Según Charo Martín, “nunca ha sido tan duro como ahora” la situación de recortes en la ciencia, aunque en los años 80 Severo Ochoa “también tuvo un problema de dinero que no le daban”, y ha recordado que el primer Gobierno socialista “fue el que más ayudó a la ciencia en esa época”.

El Nobel de Fisiología y Medicina en 1959, según ha explicado la que fue su secretaria, “decía que salir al exterior para formarse era muy bueno. Pensaba que la gente debía irse fuera a formarse y de hecho creó una becas para que jóvenes científicos españoles fueran a hacer un posdoctoral a Estados Unidos”.

“Pero evidentemente pensaba que luego la gente tenía que tener opciones de volver y que España debía ser capaz de recuperar a toda esa gente”, ha señalado Charo Martín, quien ha agregado que hubiera “vivido muy mal” la situación actual de investigadores que no pueden regresar a España por no tener expectativas laborales.

Charo Martín ha destacado durante su intervención en el seminario homenaje a Severo Ochoa que para él la ciencia “era más que una actividad profesional, era su pasatiempo favorito”, y ha destacado el interés que tenía por la ciencia española, “que siempre intentó promocionar”.

Según ha explicado, a Severo Ochoa le “molestaba” que un científico “abandonara su actividad científica por la política”, como el caso de Juan Negrín, médico fisiólogo que fue presidente de la II República y que según el Nobel fue “una lamentable pérdida para la ciencia española”.

La que fue su secretaria durante 18 años también ha destacado su afición por la pintura, especialmente por la figura de Francisco de Goya, y las críticas que hizo por el estado de la capilla de la Ermita de San Antonio de la Florida, con obras del pintor, que comparaba con la Capilla Sixtina.

También ha subrayado la “sencillez” del premio Nobel, que rechazó un título nobiliario que le ofreció el Rey de España, su “humanidad y sensibilidad social”, y su “amistad y respecto” por sus colegas científicos.

También ha participado en el seminario el escritor Pedro Casals, quien ha hablado de su amistad personal con el científico, del apoyo a sus ideas para potenciar la formación científica de los jóvenes españoles y de algunos de los viajes que realizaron juntos.

El profesor Santiago Grisolía también ha destacado la “estrecha” relación humana y científica de Severo Ochoa con la Comunitat Valenciana. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…