Inicio / Ciencia / Shenzhou X en la plataforma de lanzamiento

Shenzhou X en la plataforma de lanzamiento

La nave china en la que tres astronautas, entre ellos probablemente una mujer, viajarán al espacio a mediados de junio para ultimar los preparativos de la construcción de un laboratorio espacial está ya instalada en una plataforma de lanzamiento de Mongolia Interior (norte del país).

Fotografía de archivo del centro de lanzamiento de satélites de Jiuquan. EFE/Chiba Fotopress

Según informan hoy los medios locales chinos, la “Shenzhou X” (nombre de la nave) ya se encuentra en el Centro de Lanzamiento de Jiuquan (Mongolia Interior) y se procede a los preparativos para su despegue, cuya fecha exacta aún no se ha dado a conocer.

El aparato, la quinta nave tripulada que China lanza al espacio, se acoplará al módulo “Tiangong I” (“Palacio del Paraíso”), en el que los cosmonautas pasarán doce de los quince días de la misión.

Una vez acoplada la nave al módulo, la tripulación probará el equipamiento y la tecnología, “crucial” para la construcción de una estación espacial permanente en 2020, objetivo final de los viajes orbitales.

Si la prueba resulta un éxito, China continuará con sus planes de construir el año que viene dos módulos espaciales destinados a convertirse en laboratorios, de forma que cada vez puedan ir más astronautas y pasar más tiempo en el espacio.

Esta misión sucede a la que tuvo lugar en junio del pasado año, cuando tres astronautas lograron el primer acoplamiento de una nave tripulada (la “Shenzhou IX”) al “Tiangong I”, y pasaron diez días en las instalaciones, dos menos de los que se prevé que estén en la actual.

En la expedición participó Liu Yang, que se convirtió así en la primera mujer china en salir al espacio y que podría ahora ceder el testigo a Wang Yaping, según publicó el portal oficial China.org las pasadas semanas.

Wang, teniente de las Fuerza Aéreas, tiene 35 años y es natural de la ciudad de Yantai (la provincia oriental de Shandong), está casada y tiene un hijo.

En 2008 participó en los trabajos de rescate durante el terremoto de Sichuan (suroeste) -el más grave en alrededor de tres décadas en China y que causó 88.000 fallecidos y miles de desaparecidos-, y pilotó un avión para modificar el clima durante las Olimpiadas de Pekín el mismo año.

No obstante, las autoridades espaciales chinas acostumbran a no confirmar la identidad de la tripulación elegida hasta el último minuto, como ocurrió el pasado año.

El país asiático tiene alrededor de 30 astronautas entrenados y listos para participar en una misión de este tipo, aunque sólo 9 han viajado al espacio y ésta podría ser la última oportunidad para aquellos que se aproximan a la edad de jubilación.

Zhou Jianping, diseñador jefe del proyecto espacial, aseguró en marzo que la tripulación sería “completamente diferente” de la del año pasado, pero que esperaba que también hubiera una mujer.

Si bien las capacidades espaciales de China son inferiores a las de Estados Unidos y Rusia, su programa es cada vez más ambicioso, y este año incluye planes para enviar un hombre a la luna.

Según datos oficiales chinos, a finales de 2011 la potencia asiática había lanzado al espacio 20 cohetes y 25 satélites, lo que la sitúa en el segundo puesto en lanzamientos después de Rusia. EFE

pav/mv/rml
(Sin votaciones)
Cargando…