Inicio / Ciencia / ¿Sinaloa y norte de Nayarit origen de la cerámica de Aztatlán?

¿Sinaloa y norte de Nayarit origen de la cerámica de Aztatlán?

Hallazgos arqueológicos en el sur del estado mexicano de Sinaloa sugieren que la cultura que se desarrolló en esa región dio origen a la cerámica del Complejo Aztatlán, que se caracteriza por su riqueza iconográfica, según el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Fotografía de una pieza arqueológica de la cultura Aztatlán.EFE/Mauricio

Con los trabajos de salvamento arqueológico realizados en el sur de Sinaloa (noroeste de México) se han registrado más de 200 sitios arqueológicos que permiten entender la dinámica de ocupación en dicha región en la época prehispánica, señaló en INAH en un comunicado.
En contra de la creencia de que sólo había grupos nómadas, se han encontrado evidencias de diversos asentamientos, sobre todo a la orilla de los ríos, con basamentos piramidales, canchas de juego de pelota y toda la parafernalia mesoamericana, habitados desde el año 250 d.C.

A raíz de este conjunto de hallazgos, el arqueólogo Luis Alfonso Grave Tirado sostiene la hipótesis de que la cultura que se desarrolló en el sur de Sinaloa y el norte de Nayarit es la que dio origen a la cerámica del Complejo Aztatlán.

“En un primer momento se dijo que esta cerámica, rica en policromía y de gran belleza en su decorado, que incluye vasijas tipo códice similares a las de la tradición Mixteca-Puebla, tenía su origen en el centro de México”, refirió el especialista, adscrito al Centro INAH-Sinaloa.

Fotografía de una pieza arqueológica de la cultura Aztatlán.EFE/Mauricio


Pero con estas investigaciones se puede establecer “que algunos de estos elementos iconográficos son más tempranos en el sur de Sinaloa y norte de Nayarit que en la Mixteca poblana, los cuales datan de al menos el año 800 d.C.”, añadió.

Grave Tirado señaló que ejemplos de esta cerámica se han encontrado en sitios de las cuencas de los ríos Presidio y Baluarte y en las marismas del municipio de Escuinapa, así como en Nayarit, en las cuencas de los ríos Acaponeta, Tuxpan y Santiago.

“Ahí hay gran cantidad de este tipo de materiales identificados con el Complejo Aztatlán. Entre los asentamientos que podemos mencionar están Siqueros y Chametla, en Sinaloa; y San Felipe Aztatán, Tuxpan, Coamiles y Amapa, en Nayarit”, expuso.

Respecto de los grupos establecidos en dicha región, afirmó que se les conoce como totorames, que habitaban la llanura costera del sur de Sinaloa y el norte de Nayarit desde por lo menos el año 250 d.C. hasta la llegada de los españoles.

El arqueólogo expresó que desarrolla este planteamiento en el libro “Y había tantas ciénagas que no se podía andar”, editado por el INAH (2012), en el que también postula que el sur de Sinaloa y norte de Nayarit son una sola región desde la época prehispánica hasta nuestros días, aunque dividida políticamente hace 500 años.

“Pese a la división territorial artificial, sus comunidades comparten muchas semejanzas, costumbres y tradiciones que les dan una identidad común. En suma, es la misma cultura desde los albores de nuestra era hasta prácticamente nuestros días”, acotó. EFEfuturo

 

(foto)
(Sin votaciones)
Cargando…