Inicio / Ciencia / #Taldíacomohoy de… 1993 España ponía en órbita el Hispasat 1B, su segundo satélite de comunicaciones

#Taldíacomohoy de… 1993 España ponía en órbita el Hispasat 1B, su segundo satélite de comunicaciones

Tal día como hoy de… 1993 España ponía en órbita el Hispasat 1B y así lo contaba nuestra compañera Amanda García Miranda desde Guyana Francesa.

Imagen facilitada por ESA-CNES-ARIANESPACE de la construcción del satélite español Hispasat 1B, que será puesto en órbita hoy por el consorcio espacial europeo Arianespace, desde la base de Kurú, en la Guayana francesa. EFE ***SÓLO USO EDITORIAL***

Archivo. Imagen facilitada por ESA-CNES-ARIANESPACE de la construcción del satélite español Hispasat 1B, que será puesto en órbita hoy por el consorcio espacial europeo Arianespace, desde la base de Kurú, en la Guayana francesa. EFE

Por Amanda G. Miranda, enviada especial Kuru (Guayana Francesa), 22 jul 1993 (EFE).- El “Hispasat 1B”, que completará el primer sistema español de comunicaciones por satélite, fue colocado en órbita con éxito hoy jueves por un cohete “Ariane 4”, lanzado minutos antes desde la base espacial de Kuru, en la Guayana francesa.

El lanzador “Ariane 44 L H10”, el más potente de su serie y que efectuó la 58 misión del proyecto “Arianespace”, despegó de Kuru a las 19.59 hora local (22.59 GMT), doce minutos después de las previsiones técnicas horarias, con los satélites español “Hispasat 1B” e indio “Insat 2B” a bordo.

Transcurridos 20 minutos y 53 segundos el lanzador colocó en una órbita de transferencia de 200 kilómetros al “Hispasat 1B”, que iba en la parte superior de su cofia, y cinco minutos más tarde realizó la misma operación con el “Insat 2B”.

El control y dirección del vuelo, que duró media hora, se siguió desde la base de Kuru, las estaciones del CNES en Natal (Brasil), en la isla de Ascensión en el Atlántico, y en Libreville (Gabón) y desde la base del consorcio público español “Hispasat” en Arganda del Rey (Madrid).

La cronología final de las operaciones de lanzamiento comenzó a las 07.00 hora local (10.00 GMT).

La hora “cero”, prevista para las 19.47 locales (22.47 GMT) se retrasó doce minutos tras decidir el director de operaciones, Ives Guerin, parar las secuencia sincronizada a fin de optimizar el llenado del depósito de la tercera fase del cohete con oxígeno e hidrógeno liquidos.

En el centro de control, los técnicos de “Arianespace” se mostraron tranquilos porque la “ventana de lanzamiento” era de hora y media, pero a medida que pasaban los minutos la inquietud aumentaba.

A las 19.53 horas se inició la cuenta atrás definitiva de seis minutos tras autorizarse el vuelo, y pcoo después, en medio de una gran tensión, se oyó en la noche guayanesa: cuatro, tres, dos, uno, “allumage” (encendido) y “decollage” (despegue), el cielo se iluminó y el cohete salió al espacio dejando tras de sí una estela de luz y fuego.

Al lanzamiento asistieron, entre otras personalidades, la secretaria general de Comunicaciones de España y presidenta de la Sociedad “Hispasat”, Elena Salgado, y el secretario de Estado de Defensa de este país, Antonio Flos, además del secretario del Departamento del Espacio de la India, U. R. Rao.

El consejero delegado de la sociedad “Hispasat”, Gabriel Barrasa, señaló esta mañana en Kuru que este lanzamiento tiene un significado muy importante, ya que completa el primer sistema nacional de comunicaciones por satélite y “permitirá aumentar en gran medida la oferta de televisión sobre el territorio nacional y países adyacentes”.

Barrasa agregó que este sistema aumenta las redes terrestres de comunicación actuales, desarrollará comunicaciones con lugares más alejados del país y dará impulso a las comunicaciones empresariales mediante redes VSAT.

Rao dijo, por su parte, que el “Insat 2B”, primer satélite fabricado totalmente en la India y que integra telecomunicaciones, meteorología, investigación y salvamento y educación, permitirá minimizar las víctimas ante las catástrofes naturales mediante la observación espacial.

El satélite polivalente indio pesa 1.931 kilogramos y su destino es alcanzar ahora la órbita geoestacionaria a 36.000 kilómetros de altura en una posición de 83 grados de longitud este sobre el golfo de Bengala.

El español “Hispasat 1B”, cuya puesta en órbita ha costado unos 9.000 millones de pesetas (69 millones de dólares), se dirigirá hacia la órbita geoestacionaria y a una posición de 30 grados oeste sobre el océano Atlántico, donde se encuentra su gemelo, el “Hispasat 1A”, que presta servicio desde el 11 de septiembre de 1992.

En esta posición orbital, los dos satélites españoles deberán estar separados el uno del otro una distancia mínima de cinco kilómetros y máxima de 40.

Cuando el “Hispasat 1B” esté operativo, según las previsiones técnicas para el próximo mes de octubre, se completará el primer sistema español de comunicaciones por satélite.

Entre los dos “Hispasat” se cubrirá la España peninsular, las islas Baleares (en el mar Mediterráneo) y Canarias (en el océano Atlántico) y Latinoamérica y se dispondrá de cinco canales de difusión directa, 16 de servicios fijos, dos canales de ida y dos de vuelta para América, y uno para uso gubernamental.

Estos canales se captan en la Península con antenas parabólicas de 40 centímetros, en las islas Canarias con antenas de unos 60, y de uno a dos metros en Latinoamérica.

A diferencia de la primera unidad, el “Hispasat 1B” pesa 2.208 kilogramos, 17 kilos más, debido a la incorporación de dos canales de retorno en la Misión América, y ha sustituido el reflector de la antena DBS de televisión directa.

Mide más de dos metros de ancho y dos de largo, con los paneles solares desplegados alcanza 22 metros y transporta mil litros de combustible “monometilhidracina” para alcanzar y mantener su órbita geoestacionaria.

El lanzamiento se realizó desde la base de Kuru, el llamado “puerto espacial de Europa”, instalación conjunta de la Agencia Europea del Espacio (ESA) y del Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia (CNES), y que por su cercanía al Ecuador terrestre reúne condiciones favorables para la puesta en órbita de satélites geoestacionarios.

El jefe de la campaña de lanzamiento fue Yves Guerín, del proyecto del consorcio europeo “Arianespace”, y el responsable de la misión del “Hispasat 1B” fue Juan Borrero, de la sociedad “Hispasat”.

Antes de los dos satélite de comunicaciones, en 1974, España puso en órbita el “Intasat”, una plataforma científica lanzada por un cohete norteamericano “Delta” de la NASA, y cuya “vida” operativa fue de dos años. EFE

AGM/JMA
(Sin votaciones)
Cargando…