Inicio / Ciencia / Un físico español sigue en la carrera para ser colono en Marte

Un físico español sigue en la carrera para ser colono en Marte

Aunque cuenta con un margen de 10 años para pensárselo, el físico valenciano José Vicente Díaz sigue dispuesto a convertirse en uno de los primeros humanos en colonizar Marte en un viaje sin retorno previsto para 2024, que justifica por su interés científico y por el disfrute de un “amanecer marciano”.

Imagen de la Agencia Espacial Europea (ESA) que muestra los extintos ríos de lava que hay en Marte y que provienen de volcanes que estuvieron activos hace "decenas de millones" de años.

José Vicente Díaz es uno de los 700 elegidos en todo el mundo por la fundación privada Mars One que pretende instalar en el planeta rojo un “asentamiento permanente con astronautas voluntarios”, que en principio no podrían volver a la Tierra porque las radiaciones cósmicas se pueden tolerar en un viaje de ida (de siete meses de duración), pero son insoportables en una segunda travesía de vuelta.

Los detalles de la misión y las motivaciones de su decisión han sido desgranados por José Vicente Díaz en la presentación de las Jornadas de Astronomía, organizadas por la Sociedad Aranzadi en San Sebastián, en las que participará mañana con la conferencia “Mars One: de la Tierra a Marte”.

Díaz ha asegurado que “existe la tecnología adecuada para llegar a Marte”, una afirmación que algunas organizaciones científicas ponen en cuestión y que el físico valenciano enmarca en las críticas que recibe “Mars One” por ser una institución privada, sin ánimo de lucro.
“En su día, el pique estaba entre la NASA y los rusos durante la Guerra Fría, pero ahora la pugna se ha situado contra el sector privado”, ha indicado.

El proyecto de “Mars One” ha sido criticado también por sus fórmulas para encontrar financiación, entre las que figuran los patrocinios, el “crowdfunding” o la posibilidad de realizar un programa de televisión para que “el mundo elija” entre los preseleccionados los astronautas que se instalen en Marte.

Al principio aspiraron al periplo marciano más de 200.000 personas en todo el mundo, de las cuales han sido seleccionadas 700, que ahora serán entrevistadas para elegir a 40, entre las cuales saldrán los 24 primeros colonizadores.

Según ha explicado Vicente, vivirán en habitáculos de 150 metros cuadrados aunque podrán salir con los trajes adecuados que, ha asegurado, son “menos pesados” que los que usaron los astronautas en la Luna.

El oxígeno se generará dentro de la base “mediante un mecanismo de electrólisis” y habrá comunicación con la Tierra, ha explicado Vicente, que conoció el proyecto por internet y que no dudó en embarcarse porque es un paso “histórico para la humanidad”.

A la hora de aceptar el reto, uno de los aspectos que el astrofísico ha tenido en cuenta ha sido la rentabilidad científica que el viaje tendrá en diferentes campos como las comunicaciones, la protección contra las radiaciones e incluso la psicología de grupos.

Ha reconocido que tiene diez años para replantearse la decisión pero, de momento, continuará en la carrera para disfrutar de “un amanecer marciano” o de poder ver “Júpiter desde Marte”, aunque su familia ve la aventura como “ciencia ficción” y le pregunta por qué no opta por irse a un sitio lejano como Australia pero desde donde pueda volver. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…