Inicio / Ciencia / Un tratamiento reduce un 30% la mortalidad por cáncer de cérvix

Un tratamiento reduce un 30% la mortalidad por cáncer de cérvix

Un nuevo tratamiento desarrollado y experimentado en el Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona mejora la supervivencia de las pacientes con cáncer de cérvix (cuello uterino) y reduce un 30 % la mortalidad por este tipo de tumor.

Imagen de la Dra. Ana Oaknin, oncóloga médica especialista en tumores ginecológicos e investigadora principal del estudio en España. Hospital Vall d'Hebron

La oncóloga ginecológica e investigadora principal de este estudio, Ana Oaknin, ha explicado a Efe que en el hospital “hemos comparado la eficacia del tratamiento estándar basado en quimioterapia con otro al que hemos añadido un nuevo agente, que es un anticuerpo monoclonal, que inhibe la angiogénesis”, es decir, la formación de nuevos vasos sanguíneos y el crecimiento de los tumores.

Con este nuevo anticuerpo, que se llama ‘bevacizumab’, “las pacientes han mejorado su supervivencia global y hemos conseguido que vivan más”, ha señalado la oncóloga.
Según Oaknin, el nuevo tratamiento reduce el riesgo de muerte de las pacientes en un 30 % y aumenta en 4 meses la supervivencia global, en una enfermedad que tiene una incidencia baja pero que afecta sobre todo a mujeres de entre 30 y 40 años.

La investigación, que publica hoy la revista ‘The New England Journal of Medicine’, supone, según la doctora, la primera vez que un tratamiento médico consigue prolongar la supervivencia de estas pacientes más allá de los 12 meses.

El cáncer de cérvix se diagnostica cada año a unas 500.000 mujeres en el mundo, de las que la mitad fallecen, un 90 % de ellas en los países en vías de desarrollo.
La investigación la ha llevado a cabo el Hospital Vall d’Hebron junto con otros centros españoles que pertenecen al grupo GEICO (Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario), que han sido los únicos centros europeos que han participado en el ensayo clínico internacional de fase III que ha conseguido mejorar la supervivencia de las pacientes.

Hasta ahora, cuando fracasaba el tratamiento estándar (cirugía en estadios iniciales y una combinación de quimioterapia y radioterapia en estadios localmente avanzados), las pacientes con cáncer de cuello uterino tenían como única opción la quimioterapia convencional, pero su supervivencia era de aproximadamente un año.

El estudio se realizó sobre una muestra de 452 pacientes con cáncer de cérvix en 164 centros estadounidenses y españoles.

Todas las pacientes participantes tenían un cáncer de cérvix que había persistido después de recibir el tratamiento estándar o bien había vuelto a aparecer después del tratamiento inicial.
Según Oaknin, “hasta 2009, año en que comenzó el ensayo clínico, era muy difícil que estas pacientes vivieran más de un año, pero hemos conseguido prolongar su supervivencia hasta los 17 meses”.

“Puede parecer un paso pequeño, pero tiene mucha importancia porque estamos consiguiendo que puedan vivir un poco más, manteniendo su calidad de vida”, ha subrayado Oaknin.

El Hospital Universitario Vall d’Hebron atiende cada año unos 25 casos de cáncer de cérvix avanzado y es centro de referencia en Cataluña y España para esta enfermedad.

Una de las pacientes que ya ha probado el nuevo tratamiento es Stania García, quien ha asegurado a Efe que tras recibir el anticuerpo “me siento bien, en general tengo mucha energía, puedo salir de casa, correr y pasear. Lo llevo mucho mejor porque con el anterior tratamiento estaba muy cansada”.

Aunque el cáncer de cérvix es la principal causa de muerte en mujeres jóvenes, las tasas de cáncer de cuello uterino en los países desarrollados han disminuido drásticamente gracias al cribado que se realiza mediante citologías y los test del virus del papiloma humano (VPH). EFEFuturo
(Sin votaciones)
Cargando…