Inicio / Ciencia / Vidrios biocidas que acaban con el 99,9% de los patógenos

Vidrios biocidas que acaban con el 99,9% de los patógenos

EFEFUTURO.- Científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han desarrollado una nueva familia de vidrios biocidas que eliminan más del 99,9 por ciento de los patógenos, un hallazgo que podría ser muy útil en el uso de implantes médicos y para los sistemas de purificación de agua.

Micrografías electrónicas de transmisión de vidrios biocidas con diferente contenido en óxido de zinc. (CSIC)

Además, los nuevos vidrios acaban con casi todos los microorganismos patógenos sin provocar efectos tóxicos para el medio ambiente, explica el CSIC en una nota.

El estudio se ha publicado en la revista PLoS One.

El óxido de zinc (ZnO), uno de los componentes empleados en estos vidrios, presenta una elevada actividad biocida.
Sin embargo, no había evidencias experimentales de vidrios estables con contenidos de óxido de zinc por encima de diez por ciento, al menos hasta que el equipo multidisciplinar de científicos de este estudio logró obtener vidrios con contenido de óxido de zinc de hasta el 40 por ciento y comprobó que mantenían sus propiedades.

En 2013 se depositó una solicitud de patente ante la Oficina Española de Patentes y Marcas.

“Su actividad biocida es efectiva frente a bacterias Gram- (Escherichia coli), Gram + (Staphylococcus aureus) y levaduras (Candida krusei). Estos productos pueden actuar como dosificadores de iones de zinc en diferentes medios -como agua destilada o agua sin destilar- y pueden producirse mediante métodos de fabricación convencionales a bajo coste dando así respuesta a uno de los retos actuales más importantes: frenar enfermedades y biocontaminación causadas por microorganismos”, explica José Serafín Moya, investigador en el Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid.

Entre sus posibles aplicaciones están el uso en implantes médicos y en equipos quirúrgicos pero también en la fabricación de ropa para centros sanitarios, en sistemas de purificación de agua, en sistemas de almacenamiento de alimentos.

“Es el primer paso para obtener nuevos materiales biocidas basados en estos vidrios, como pueden ser nanofibras vítreas, recubrimientos para implantes dentales o prótesis quirúrgicas”, concluye Moya. EFE
(Sin votaciones)
Cargando…