Inicio / Ciencia / XVII Congreso Mundial de Prehistoria marcará un punto de inflexión científico

XVII Congreso Mundial de Prehistoria marcará un punto de inflexión científico

El XVII Congreso Mundial de Prehistoria y Protohistoria, que se celebra desde hoy en Burgos, marcará un punto de inflexión en la actividad de este colectivo científico, tanto por el cambio de un trabajo más personalista a otro de equipos como por la nueva organización.

El arqueólogo Eduald Carbonell i Roura en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (Santander). EFE/Esteban Cobo.

El secretario general de la Unión Internacional de Científicos de Prehistoria y Protohistoria, Luiz Oosterbeek, ha explicado que éste es el primer congreso que se celebra tras el cambio de esta organización, que ha avanzado hacia una actividad más científica y que ha ampliado su presencia en el mundo.

Una de las modificaciones es la periodicidad del propio congreso, que hasta la anterior edición, celebrada en Brasil, se reunía cada cinco años, y que ahora ha comenzado a hacerlo cada tres años y con uno de cada dos encuentros en Europa.
Oosterbeek ha señalado que este congreso se celebra en un “momento muy especial” por las dificultades económicas que afectan a la ciencia.

En este sentido, ha agradecido la implicación de la Universidad de Burgos, donde se celebran las sesiones, algunas de ellas de forma simultánea hasta en veinticuatro aulas del campus.

Para Oosterbeek, es importante que las universidades ejerzan su función como sedes del conocimiento y la investigación y que no se basen sólo en criterios económicos, “como ocurre en muchas ocasiones”.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que ha inaugurado el congreso, ha vinculado la celebración de esta “gran” reunión científica con la importancia de los yacimientos de Atapuerca, “el mayor conjunto paleoantropológico del mundo” que ya mereció el reconocimiento de la Unesco, cuando declaró Atapuerca Patrimonio de la Humanidad en 2000.

Herrera ha agradecido el compromiso de los investigadores, especialmente los directores de Atapuerca, desde hace más de treinta años, en las sucesivas campañas de excavación e investigación, y ha llamado la atención sobre el apoyo de “la sociedad civil” al proyecto.

Atapuerca es “un gran complejo científico” y también una “industria cultural, que ha atraído 1.600.000 visitantes desde que se puso en marcha el Sistema Atapuerca, que engloba y coordina los yacimientos y todas las infraestructuras de su entorno relacionadas con ellos, entre las que están el Museo y el Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana”, ha argumentado.

El presidente del comité organizador del congreso, Martín Almagro, ha insistido en el carácter internacional del encuentro, con más de un millar de comunicaciones elaboradas por unos 3.000 científicos de mas de cincuenta países.

Ha destacado también el carácter simbólico de las lecciones magistrales que se impartirán hasta el 7 de septiembre, porque serán cinco, una dedicada a cada continente, mas una de carácter divulgativo, abierta al público, que se ofrecerá en el Fórum Evolución.

El secretario del comité organizador, Eudald Carbonell, codirector de Atapuerca y de la Fundación Atapuerca, ha insistido en el cambio organizativo en el congreso que, en su opinión, marca el camino que debe seguir toda la investigación científica.

Ha explicado que se ha cambiado el concepto de grandes personalidades científicas por equipos que no trabajan de forma individual, adaptados a “un mundo con más conciencia de especia y un nuevo humanismo basado en el conocimiento”.

Precisamente, una de las características de este encuentro científico es que agrupa a investigadores de una gran cantidad de disciplinas, en lo que Martín Almagro ha definido como “un congreso de congresos”, en el que la reunión de científicos de diferentes materias hará que surjan “ideas distintas”.

En la inauguración del congreso ha intervenido el considerado “padre de Atapuerca”, Emiliano Aguirre, quien ha recordado que solicitó el primer permiso de excavación en 1976 y ha destacado lo que ha crecido el proyecto en estas décadas, sobre todo a partir de su declaración de Patrimonio de la Humanidad en el año 2000. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…