Inicio / Entrevistas / Carlos Herrera (CSIC): Los espacios naturales son laboratorios que hay que conservar

Carlos Herrera (CSIC): Los espacios naturales son laboratorios que hay que conservar

Carlos Herrera (CSIC): Los espacios naturales son laboratorios que hay que conservar
Carlos Herrera es uno de los biólogos españoles con un mayor impacto internacional de sus publicaciones y trabaja desde hace tres décadas en la estación de campo Roble Hondo, que el CSIC gestiona en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, en Jaén.

En su opinión, la sociedad debe de valorar que los espacios naturales, además de aportar servicios básicos “como que el agua que se bebe o el aire que se respira estén en mejores condiciones” o ser sumideros de gases de efecto invernadero son también “laboratorios únicos para hacer investigación en recursos naturales que difícilmente se pueden encontrar en otro sitio”.

“La gente entiende que cuando se estudia bioquímica o genética se haga en un laboratorio, pero no se pregunta que si se investigan las amenazas sobre el águila imperial hay que hacerlo en la naturaleza y no en una jaula o si se estudia la pérdida de diversidad de insectos y las consecuencias que tiene para la polinización de frutales hay que estudiarlo en el medio natural y no en las cunetas”, recuerda.

Para Herrera, los espacios naturales ofrecen a los investigadores “un estatus legal que da estabilidad” a los estudios a largo plazo “lo cual es muy importante en una situación de cambio global como la que estamos”.

Carlos Herrera cita el caso andaluz, donde la recién instituida Junta de Andalucía creó hace ahora veinte años la primera administración medioambiental de España y aprobó una ley pionera para proteger los espacios naturales.

“Andalucía ha sido envidiada en políticas de protección de la naturaleza y los políticos de hace veinte años tenían muy clara la importancia de los espacios protegidos, pero ahora me resulta preocupante escuchar mensajes sospechosos de los actuales responsables políticos: celebran los veinte años de la ley de espacios protegidos anunciando que se la van a cargar”, apostilla.

Carlos Herrera destaca el modelo andaluz


Este destacado científico valora el modelo andaluz que protege los ecosistemas más valiosos con la figura de parque natural, “cuya filosofía es el desarrollo combinado con la protección; el desarrollo que ayuda a la protección y la protección que ayuda al desarrollo”.

“Este modelo fue muy avanzado para aquella época pero se ha ido erosionando y ahora parece que los espacios naturales se utilizan exclusivamente como una manera de revalorizar el capital turístico de una zona, el capital en términos de construcción y de ladrillo, y el tema de la protección se va diluyendo sin darnos cuenta de que esa era la razón de ser”, asevera.

Herrera cita el parque natural de Cazorla, Segura y las Villas, de Jaén, el espacio natural más extenso de España con 210.000 hectáreas, y apostilla: “La gente no va a Cazorla a ver bloques de pisos, va a ver un espacio natural bien conservado; por eso existe una infraestructura turística y hay visitas que dejan dinero, pero me temo que eso lo están olvidando los políticos”.

Añade que la presión que sufre este espacio natural “es cada vez más fuerte” y denuncia que “no se han tomado medidas para atajar las construcciones ilegales y ciertos municipios van concediendo terrenos urbanizables a medida que se los van pidiendo”.

Carlos Herrera denuncia que el “revisionismo” de las políticas de protección de los espacios naturales responde “a que la presión del ladrillo sobre los poderes económicos y municipales es muy fuerte”.

“Es el triunfo de una mediocridad miope que me desanima”, apostilla. EFE

am/vg
(Sin votaciones)
Cargando…