Inicio / Entrevistas / George Smoot, descubridor de “semillas cósmicas”, escéptico del multiverso

George Smoot, descubridor de “semillas cósmicas”, escéptico del multiverso

George Smoot, descubridor de “semillas cósmicas”, escéptico del multiverso


“Aquí es donde Stephen y yo discrepamos. La mayor parte del tiempo estamos de acuerdo, pero algunas veces discrepamos”, dijo Smoot en una entrevista con Efe en Ciudad de México, donde participó en un congreso sobre innovación educativa.

En su libro “El Gran Diseño”, Hawking busca explicar lo que el llama “ajuste fino” de las leyes físicas que rigen el universo con las condiciones necesarias para el desarrollo de la vida inteligente, fenómeno que algunas personas han esgrimido como evidencia de un “diseño inteligente” y por tanto de un creador.

En contra de estas interpretaciones, Hawking invoca el “principio antrópico”, según el cual no tiene nada de particular que existan seres inteligentes, ya que vivimos precisamente en un universo con las condiciones necesarias para el surgimiento de tales seres.

De acuerdo con Hawking, el nacimiento de un universo con esas características precisas era inevitable en virtud de que existe un “multiverso”, es decir una infinidad de universos, cada uno con su propio conjunto de leyes físicas.

La tesis de Smoot



El Nobel de Física 2006, George Smoot, en México



Para Smoot, sin embargo, no pueden existir conjuntos infinitos de constantes físicas porque a medida que comprendemos más acerca de los orígenes del universo, descubrimos que sus componentes y leyes se revelan cada vez más simples, lo que restringe la forma en que el cosmos pudo haber evolucionado.





Por lo que sabemos gracias a los más recientes avances, dijo a Efe, “las cosas son como son simplemente porque deben serlo, por razones físicas, independientemente de nuestra existencia”.

Smoot reconoció que existen muchas cosas que parecen finamente ajustadas a las condiciones necesarias para el surgimiento de la vida, como el ritmo de expansión del universo, pero señaló que “cuando se estudian se descubre que es la única forma en que pudieron ser”.

“El mejor mundo posible es el único mundo posible, porque es el que se desarrolló”, expuso.

Asimismo, añadió en tono de broma, la idea de una miríada de universos surgiendo a cada instante “parece ser una propuesta energéticamente muy costosa, y estamos en una época de austeridad”.

“Hasta donde puedo ver, no necesitamos invocar el principio antrópico o el multiverso para explicar lo que en realidad entendemos. Eso no es decir que no hay cosas que no sabemos, y tal vez tengamos en el futuro que invocar esas ideas. Pero creo que por ahora es prematuro saltar a esas conclusiones”, resumió.

La simplicidad del universo primigenio

Smoot deriva su idea de la simplicidad del universo primigenio a su trabajo sobre la “radiación cósmica de fondo”, el brillo remanente de la gran explosión (Big Bang) que de acuerdo con las teorías prevalecientes dio origen a nuestro universo.

En 1992 un equipo encabezado por Smoot anunció que las observaciones efectuadas mediante el satélite COBE (Explorador del fondo cósmico, por sus siglas en inglés) revelaron una distribución uniforme de la radiación de fondo, pero con algunas zonas de mayor densidad que señalan concentraciones de materia que dieron origen a las galaxias, las “semillas cósmicas”.

Stephen Hawking llamó en su momento al hallazgo de estas irregularidades en la radiación de fondo, por el que Smoot ganó el Premio Nobel de Física en 2006, “el mayor descubrimiento del siglo, si no de todos los tiempos”.

Sobre las nuevas fronteras de la física después del descubrimiento de las estructuras primigenias del universo, el doctor Smoot se refirió a la búsqueda de la materia y la energía oscuras, esfuerzo en el que él también está involucrado.

La materia oscura

La materia oscura es aquella que no ha podido ser detectada y cuya naturaleza se desconoce, pero cuya influencia gravitacional es necesaria para explicar el movimiento observada de las estructuras a gran escala en el cosmos.

Por su parte, la energía oscura se requiere para explicar por qué el efecto de la gravitación no está frenando la expansión del universo, la cual por el contrario se ha constatado mediante observaciones astronómicas que es cada vez más acelerada.

Finalmente, respecto a la posibilidad de sondear la realidad hasta el momento mismo del Big Bang, o incluso antes, el físico estadounidense dijo que quizá no sea posible “abrir una ventana” a ese evento porque es cuando todas las leyes físicas conocidas dejan de ser aplicables.

“Sólo cuando entendamos mejor las matemáticas y las teorías, y cuando hagamos mejores experimentos y observaciones, podremos contestar la pregunta”, puntualizó. EFEfuturo

(Sin votaciones)
Cargando…