Inicio / Entrevistas / Gillian Beer:¿Tenía Darwin sensibilidad artística?

Gillian Beer:¿Tenía Darwin sensibilidad artística?

Gillian Beer:¿Tenía Darwin sensibilidad artística?


En una entrevista con Efe, la académica reivindicó la concepción global de un personaje como Darwin e invitó a entender que, además de ser un brillante naturalista, mostraba interés “por la música de Haendel, la ópera y la antigua música coral británica”.

“A mi me encanta la ciencia pero no pretendo ser científica. Yo uso las técnicas de análisis literario para ver qué implica este descubrimiento, lo que dicen, lo que reflexionan sobre todo los científicos del siglo XIX”, dijo.



La actividad de Beer no es como la de los filósofos y otros científicos que rodean la figura de Darwin. “Por eso ha sido tan bien recibida mi obra y no hay competitividad”, razonó.

Beer, nacida en el condado de Surrey en 1935, comenzó a estudiar la literatura victoriana y encontró lazos entre los autores y el pensamiento de Darwin, por lo que fue interesándose “por todos los mensajes que él dejó” en su camino.

A través de la lectura de sus escritos se dio cuenta de que el naturalista utilizaba muchas metáforas “y hablaba de ciencia de un modo fresco” e incluso destacó por aportar una “gran creatividad”, propia “de un hombre de inusual apertura de mente”.

La autora reconoció que la imagen habitual que se tiene de Darwin es la de “un hombre rígido, metido en el laboratorio, pero a medida que se investiga descubres que en su laboratorio jugaban sus hijos y les hacía disfrutar de la ciencia como de un día de campo”.

Con el objetivo de responder a la pregunta de “¿Qué hizo el científico con sus dotes artísticas?”, Beer fue invitada a la quinta versión de la edición colombiana del literario Hay Festival 2010.

“Algunos críticos dijeron que con la ciencia perdió el gusto por lo cultural, pero yo he comprobado que nunca le dejaron de interesar algunos asuntos que incluso le llegaron a apasionar, como la música o la literatura”, reveló.

De hecho, precisó que entre sus preferencias musicales figuraban la ópera y las composiciones corales inglesas, así como las obras de Frederic Chopin y Georg Friedrich Haendel.

En cuanto a literatura, Darwin estableció un ordenado sistema por el cual marcaba los libros de su biblioteca que tenía que releer, los que debía retomar con tiempo y los que “no debía tocar nunca más”.

A Beer le gustaría emprender una investigación como la de Darwin con un personaje como el escritor británico Lewis Carroll pues, según indicó, “hay cierta relación entre la estructura de sus libros, como “Alicia en el País de las Maravillas” y la lógica matemática


(Sin votaciones)
Cargando…