Inicio / Entrevistas / Pablo Martín (PSOE): “En España persiste visión del vídeojuego como algo de jóvenes desquiciados o descerebrados”

Pablo Martín (PSOE): “En España persiste visión del vídeojuego como algo de jóvenes desquiciados o descerebrados”

Pablo Martín (PSOE): “En España persiste visión del vídeojuego como algo de jóvenes desquiciados o descerebrados”

¿Cuándo se aprobará esta proposición?


El próximo miércoles 12 de junio se celebrará la comisión de Cultura del Congreso de los diputados donde se debatirá esta propuesta.


 Su partido ha pasado de considerar el videojuego como una adicción más a introducir en el Plan Nacional contra la Droga a verlo ahora como un sector productivo cualificado, cultural y educativo.


 En realidad, esos antecedentes que menciona son de la pasada legislatura, pero en ella el PSOE también hizo una propuesta para que los videojuegos fueran considerados industria cultural. Eso aprobamos en 2009 y, entonces, a partir de ese momento, los videojuegos pudieron acceder a todo tipo de compensaciones económicas o fiscales propias del ámbito de la Cultura. Esto, en 2009. Después, sorprendentemente, alguien, desconozco quién y he tratado de averiguarlo dentro del partido, tuvo la mala idea de comentar la posibilidad de que los videojuegos fueran incluidos entre las adicciones previstas en el Plan Nacional contra la Droga. Incluso se habló de llevar esto en nuestro programa electoral, pero al final no estuvo. Afortunadamente, porque es una idea nefasta.


 La cuestión es que, ahora, siguiendo la línea correcta, la de 2009, hacemos esta propuesta. En aquel año no se visualizaba tanto, pero ahora que sabemos que la crisis es muy grave y todavía falta para poder salir, resulta llamativo que la industria del videojuego sea la única de todas las industrias del entretenimiento que sigue generando riqueza y, por lo tanto, puestos de trabajo cualificados. El volumen de ventas del año 2012 en el sector de videojuegos en España ha sido de 840 millones de euros. Hablamos de cifras muy potentes, absolutamente inalcanzables para la industria del cine, no digamos ya para la de la música o el teatro.


 ¿A qué se refiere concretamente con la creación de ‘polos de atracción a nivel nacional’ o ‘centros de recursos para emprendedores’ que cita en su proposición?


 La creación de un fondo público, o una fundación, para que los empresarios que estén interesados en invertir su dinero en este sector encuentren una serie de características atractivas para ellos, como por ejemplo, fondos de capital riesgo o capital semilla. Pero este tipo de fondos ya están muy desarrollados en nuestra normativa. Por eso, con los polos de atracción queremos crear fondos similares a los que se establecen para atraer nuevas tecnologías en ámbitos tan dispares como el de la Sanidad, las comunicaciones, etcétera.


 La propuesta también habla de mejorar el entorno regulatorio ¿Qué leyes tocaría?


 A lo que nos referimos fundamentalmente es a una de las propuestas que ya figuraba en nuestro programa electoral en cuanto a nuevas tecnologías, innovación, inversión, desarrollo, domótica o bioingeniería, en la que ahora también introduciríamos los videojuegos. Podríamos incentivar a aquellos particulares que estuvieran interesados en invertir en videojuegos y empresas relacionadas con los mismos, con posibles desgravaciones en el IRPF, por ejemplo.


 A lo mejor podríamos hablar también del IVA. Si defendemos que el libro electrónico tiene que tener un IVA del 4%, hay muchos videojuegos que tienen un formato educativo y deberían incluirse. Todo esto queremos debatirlo.


 ¿Cuál es la situación de actual de la industria del videojuego?


 No cuenta con una regulación. De ahí que habláramos de establecer ya un marco regulatorio. No digo crear una ley de videojuegos, aunque yo estaría encantado de que así fuera. Pero si, al menos, que empezara a haber una mención expresa en muchas de las leyes relacionadas con su hábitat.


 Ahora, si una persona quiere crear una empresa de videojuegos en España, la crea con las mismas facilidades o dificultades con que se crea cualquier otro tipo de empresa. Pero existe una diferencia, y nosotros lo que decimos es que si en la crisis este sector es el único que crece y puede crear puestos de trabajo, y además cualificados, habría que incentivarlo. ¿Cómo? Hay una técnica conocida como crowdfunding, a través de la cual una persona puede captar fondos informando de cuál es el proyecto que va a llevar a cabo. Los usuarios hacen un pago adelantado de ese proyecto, se establece un tiempo concreto para conseguirlo y si no se logra se devuelven los fondos. Ésta es una técnica que en España no está regulada. No hablo tanto de regularla para controlarla, pero sí de que desde las instituciones públicas se pueda promocionar a personas o se pueda crear un entorno virtual en la propia web del Ministerio de Cultura, desde el que se promuevan proyectos en materia de creación de empresas y videojuegos. Y además, la institución de un certamen que pueda entregar premios, lo mismo que lo hay en el mundo del cine, la literatura y otras artes.


 Queremos incentivar desde el propio ministerio, o con una comisión encargada de velar por esta cuestión, los proyectos más interesantes, más provechosos, más didácticos o más pedagógicos.


 ¿Este sector tiene una posición de desventaja por culpa de prejuicios sobre su contenido?


 Ahora lo tienen como cualquier otra empresa con la dificultad añadida de que en España todavía mucha gente sigue teniendo una visión de los videojuegos como algo muy minoritario, de jóvenes desquiciados y descerebrados; algo que consiste en comecocos o recreaciones virtuales de la guerra, pero desconocen realmente el potencial que tienen los videojuegos en todos los ámbitos, tanto el entretenimiento como la educación, como incluso también del aprendizaje, no tanto educativo de los menores, como sí en el ámbito empresarial.

(Sin votaciones)
Cargando…