Inicio / Entrevistas / Protección de datos: cuatro desafíos en internet

Protección de datos: cuatro desafíos en internet

Logo de Facebook
El reto normativo pasa por definir en todo el mundo cómo adaptar el derecho a la protección de la información personal en este nuevo entorno que es internet, y evitar que terceras partes se adueñen sin permiso y en beneficio propio de los datos de otros.

Así lo ha asegurado a EFEfuturo el ex decano del colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación Jorge Pérez, coautor del libro “El debate sobre la privacidad y seguridad en la Red: regulación y mercados”, de la Fundación Telefónica y la editorial Ariel, recién publicado.

Sus declaraciones las ha hecho antes de las filtraciones a la prensa del programa PRISM, para recabar información privada en EEUU de los principales servidores de internet con fines de ciberespionaje, una noticia que ha causado gran revuelo mediático.

Según el ingeniero Jorge Pérez, que ha ejercido cargos de responsabilidad en el Aula Fundesco, y en la “Cátedra Broadnet-Sociedad de la Información” de la UPM, entre otros, la nube “virtual”, las redes sociales, las aplicaciones para dispositivos móviles y la publicidad digital entrañan grandes desafíos legales para la protección de los datos personales en los próximos años.

De acuerdo a los últimos datos del CIS, la proteccion de la información privada en internet preocupa a los ciudadanos; de hecho, algo más de la mitad considera bastante probable que sus datos personales sean compartidos con terceras partes sin su consentimiento, y el 28 por ciento lo ve muy posible.

Imagen del logo de Facebook
EFE

Disparidad legal


Las legislaciones para la protección de datos en internet varían mucho de unos países a otros, incluso dentro de la propia Europa, y entre este continente y Estados Unidos, ha explicado este ex decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación.

En Europa la ley protege más la información personal que en Estados Unidos, en donde los entornos son más abiertos y se antepone la responsabilidad individual en el uso de datos personales; esta mayor relajación legal otorga sin embargo a EE.UU. ventajas competitivas a la hora de crear en internet, que no pueden pasar desapercibidas.

Actualmente, son muchas las compañías volcadas en la recogida de los datos que esparcen voluntaria o involuntariamente los internautas en la red; “es una información muy valiosa, y las compañías lo saben”, ha dicho.

Nube, redes sociales,  aplicaciones y  publicidad digital


La “nube” virtual, que consiste en un sistema de almacenamiento de datos en internet en pleno auge, en donde ciertas empresas custodian datos de internautas que no les pertenecen, y eso genera “serios problemas” legales a la hora de atribuir responsabilidades en caso de ataques.

También las redes sociales implican un gran desafío legal debido a que son espacios de intercambio abierto de información y falta por determinar legalmente qué datos son los que podrían ser almacenados y visibles por las empresas; además, tiene que garantizarse el llamado “derecho al olvido” para que el internauta pueda borrar su historial en la red.

Ha añadido que las aplicaciones móviles también suponen un gran desafío legal para la protección de datos por la elevada información personal que manejan sus sistemas, por ejemplo, los de geolocalización.

En su opinión, las empresas deberían ser transparentes en la utilización que hacen de los datos de sus usuarios y no almacenar más que los estrictamente necesarios.

También la publicidad digital implica grandes retos en materia de privacidad de la información personal y falta por definir cómo regular el consentimiento de los usuarios para que sus datos sean analizados por terceras partes.

Según el experto, antes de ceder los datos personales a compañías o terceras partes, los usuarios deberían conocer muy bien la política empresarial de uso de dicha información.

En el libro se destaca cómo se están superando las limitaciones físicas al recorrer espacios sin barreras en internet como Facebook, Twitter o LinkedIn; ello  plantea  la idea de incluir en el derecho a la intimidad tratamientos específicos para las redes sociales, con una inesperada mutación en la idea de la privacidad, al menos en generaciones más recientemente incorporadas al uso cotidiano de la red.

Google


En la  obra se incide en el papel de los buscadores, especialmente Google, con un papel central en internet y en la implantación de búsquedas patrocinadas y otros mecanismos generadores de ingresos, al primar la ubicación de un sitio web en la lista de localizaciones.

Los buscadores en internet facilitan datos e información procedentes de depósitos o archivos hasta ahora de difícil acceso para el público en general (sobre la situación personal: providencias, edictos, adjudicaciones, etc) y ello  está alterando la salvaguarda de la privacidad.

También en relación con Google, se destacan aplicaciones controvertidas  como Google Earth o Street View, con información en tiempo real sobre localización, junto con imágenes de terceros consideradas privativas; eso ha provocado incluso la prohibición en sede judicial del servicio en algún país.  EFEfuturo

aqr
(Sin votaciones)
Cargando…