Inicio / Tecnología / El consumo de libros busca su hueco en internet con un número limitado de lectores

El consumo de libros busca su hueco en internet con un número limitado de lectores

EFEFUTURO.- El modelo tradicional de consumo de libros impresos, que vende entre 90 y 100 millones de ejemplares al año en España, evoluciona lentamente hacia el panorama digital pese a la entrada masiva de dispositivos en el mercado, según han apuntado hoy expertos en el Foro Internacional de Contenidos digitales (FICOD).

Imagen del seminario de publicaciones del FICOD. EFE

Este encuentro ha acogido este miércoles un seminario sobre publicaciones “Alternativas al circuito literario tradicional“, en el que diferentes escritores y emprendedores del sector, moderados por el subdirector de Contenidos Digitales de la Agencia EFE José Luis Fernández Checa, han debatido acerca del futuro electrónico del sector editorial.

Así, el socio fundador de la plataforma de libros “on line” 24Symbols, Justo Hidalgo, ha pronosticado que ese futuro se dividirá en tres áreas: “grandes editoriales que se van a ocupar de ‘Best Sellers’, grandes nichos que explotarán muy bien sectores muy específicos y un gran grupo de libros autopublicados”.
Hidalgo ha reconocido que con la venta masiva de dispositivos es difícil “competir con aparatos que ofrecen múltiples opciones…, es más atractivo jugar al ‘angry birds’ que ponerse a leer un libro” y por ello ha abogado por una convergencia que aúne dispositivos y literatura y que supere el limitado 5 por ciento de lectores digitales que hay actualmente en España.

El punto de vista del autor lo ha aportado Diana Al Azem, una escritora que, tras contactar con diferentes editoriales y comprobar que “las condiciones que ofrecían no eran lógicas para el tiempo que conlleva publicar una novela”, decidió autopublicar en ‘Amazon‘ su libro, donde encontró “ayuda y facilidades”.

Al Azem ha destacado las ventajas de este sistema porque “yo lo controlaba todo, dónde se vendía, cuántos ejemplares…, además, mi libro se podía adquirir en su versión de papel físico o en la digital en todas partes del mundo y en dos meses, gracias al apoyo en redes, estaba la número uno de mi categoría en ‘Amazon'”.

Otro caso de escritor lo aporta Bruno Nievas a quien “todas las editoriales me dijeron que no, así que colgué mi nivela gratis en internet…, y 42.000 descargas después fueron las mismas editoriales quienes se acercaron a mí”.
Aún así, Nievas ha asegurado que sus libros “mejoran mucho con un buen editado y una buena distribución, adecuada al momento”, por lo que considera necesario un cambio de paradigma: “el reto es si seguirán siendo sólo letras o si incluiremos algo más, con las ventajas que ofrece la tecnología”.

Finalmente, el director general de la biblioteca electrónica Nubico, David Fernández Poyatos, ha añadido que hay que “mostrar al mundo las diferentes formas que existen de disfrutar un contenido, porque estamos destruyendo el mercado editorial tradicional con una grúa y construyendo uno nuevo con un palillo”.

Uno de esos nuevos formatos son los “modelos empaquetados de contenidos, como por ejemplo, dar un servicio de lectura incorporado dentro de una tarifa telefónica”. EFE
(Sin votaciones)
Cargando…